Cata Malbec de Superlujo

Una vez más los chicos de Ozono Drinks hicieron de las suyas con la cata que organizaron el martes pasado, por la semana del Malbec. Fue un festival, de ocho de los mejores exponentes de esta cepa tan querida y amada de nuestro país.

Como lo explica Wines of Argentina, nuestro territorio “tiene la mayor superficie de Malbec en el mundo.  Es una cepa originaria del Sur Oeste francés, en donde es llamada Côt, de estilo tánico y duro. Por su intenso color y sus matices oscuros, los vinos obtenidos con esta variedad se llamaban “los vinos negros de Cahors”. Estos vinos se consolidaron en la Edad Media y terminaron de fortalecerse en la modernidad”.

En 1852 fue traída a la Argentina por “Michel A. Pouget, Ingeniero Agrónomo francés contratado por el gobierno nacional” y en 1863, “a raíz de la plaga de filoxera que destruyó la viticultura francesa, el “Cot” cayó en el olvido dejando, sin embargo, una cultura de apreciación del Malbec ya construida”.

Por esto es que quince catadores, quince bebedores acudimos a la cita esperando a degustar tan preciados vinos. Los protagonistas de la tarde noche fueron:

Noemia 2012 (95 pts. Wine & Spirits – 92 pts. Wine Spectator)

DV Catena Adrianna Vineyard 2010 (96 pts. Robert Parker)

Catena Zapata Malbec Argentino 2010 (94 pts. Robert Parker)

Cobos Malbec 2012 (96 pts. Tim Atkin – 95 pts. James Suckling)

Per Se Jubileus Malbec 2012 (96 pts. James Suckling – 94 pts. Tim Atkin – 93 pts. Robert Parker)

Zuccardi Aluvional Paraje Altamira Malbec 2011 (94 pts. Robert Parker)

Zuccardi Aluvional Vistaflores Malbec 2012 (95 pts. Tim Atkin – 93 pts. Robert Parker)

Achaval Ferrer Temporis Malbec 2011 (95 pts. Tim Atkin)

DSCN3055

Comencemos por el orden en que los catamos. Primero fue el Noemia 2012, de la Bodega Patagonica Noemia. De color rubí con tonalidades violáceas e intensidad media. En naríz sobresalía las notas a fruta madura y pimienta generadas por su crianza de 20 meses en barricas; en boca también se apreciaba esa ciruela en compota, la madera muy bien amalgamada y una elegancia  y permanencia increíbles.

DSCN3056

Luego fue el turno del DV Catena Adrianna Vineyard 2010, de color rojo rubí con intensidad media, en nariz notas a chocolate, un poco de café y en boca, fruta madura dulce, compleja y redonda. Complejidad generada por las 180 microvinificaciones distintas que lo producen y con una crianza en barricas durante 18 meses.

DSCN3058

Continuamos con la Bodega Catena Zapata y otro de sus mejores exponentes, Malbec Argentino 2010. A simple vista dejaba apreciar un rojo con reflejos granates, una naríz frutal y especiada y en boca, largo, goloso, una fruta madura y sutil acidez. Las uvas provienen 50% del viñedo Adrianna cofementada con un poco de viogner y 50% del viñedo Nicasia, cofermentada con Cabernet Franc.

DSCN3059

Luego pasamos a la mineralidad, con dos Aluvionales de Bodega Zuccardi, primero fue Paraje Altamira 2011, de un bordo e intensidad alta expresada en brillo y elegancia, una naríz mineral con toques de fruta fresca típica de la zona. En boca se manifiesta una verticalidad increíble, la piedra mojada y el grafito predominan sin menospreciar a la fruta. Es decir, un vino redondo por donde se lo perciba.

DSCN3060

Lo siguió el Aluvional Vistaflores 2012, de color bordo con tonalidades violáceas y gran intensidad, naríz de fruta fresca con notas vegetales. Una entrada en boca dulce, jugosa y frutal condimentada con toques a pimientos.

DSCN3061

Y llegó el turno del tan premiado, apreciado y de mayor valor, económicamente hablando, de la cata,  Cobos 2012, de Viña Cobos. Un Malbec rubí con tonalidades granates, naríz compleja de fruta cocida con toques vegetales, florales y especiados. Su boca explica su valor, una elegancia y redondez magnifica, la fruta madura y la madera complementadas. Cobos es el vino perfecto sin aristas, y justamente esa característica es la que provoca su amor u odio.

DSCN3062

En contraposición, a las notas que regala la madera en el Cobos, luego catamos el Per Se Jubileus Malbec 2012, de Del Popolo y Bonomi. Un vino de color rojizo con tonos violáceos, una naríz muy frutal  y fresca con algunas notas verdes, y una boca con muy buena acidez, poca madera aunque la tiene, 12 meses en barricas de 2° y 3° uso, y unas notas a pimientos que le aportan una complejidad interesante.

DSCN3063

Para el final de esta cata maravillosa, otra de las bodegas que generan amor y odio, Achaval Ferrer. Su exponente fue el Temporis 2011, un blend de las tres fincas, Altamira, Mirador y Bella Vista. En vista, un intenso color rubí con notas violáceas, naríz compleja que va expresando de a poco su fruta madura y algunas notas vegetales. En boca, predomina la fruta madura, junto a la madera y la ya conocida y habitual acidez característica de los vinos de Achaval.

Como una especie de conclusión, degustar estos exponentes gigantes del malbec, nos permite a cada uno, primero, ser conscientes del nivel de vinos que tenemos y que se producen en nuestro país, segundo, que hay para todos los gustos y consumidores, tanto para los amantes de los vinos con la barrica como actor principal (Malbec Argentino de Catena Zapata, Cobos y Temporis de Achaval Ferrer, entre otros), como para los que siguen la nueva tendencia que tiene al terroir como eje fundamental (Aluvionales de Zuccardi y Per Se, por ejemplo).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s