Cata Bodega Ernesto Catena por su Enólogo Alejandro Kuschnaroff

“La idea de la bodega es buscar vinos que sean muy frescos en boca, fáciles de tomar, que haya notas a madera también en la naríz, pero sin perder la fruta y la frescura”, así definió Alejandro Kuschnaroff, enólogo de Ernesto Catena Vineyards, al concepto que persigue la bodega, en la degustación que ofrecieron en Ozonodrinks.

La bodega está ubicada en Vistaflores, dentro del Valle de Uco, son setenta y dos hectáreas en total, de las cuáles cincuenta están cultivadas con vid y las veintidos restantes tienen un manejo particular,  poco común, ya que la finca está certificada Orgánica desde el 2009 y Biodinámica desde el 2012.

DSCN3145El, además, Ingeniero Agrónomo explicó que  “la biodinámia es tomar la base del cultivo orgánico, sin utilizar plaguicidas, ni fertilizantes químicos ni fungicidas”. Además, tiene una parte muy importante que es “la influencia de la luna y el sol en los ciclos de la planta”. Al igual que la luna repercute en la marea, es decir, “cuando hay luna llena, la marea sube y cuando hay luna nueva la marea baja. Bueno, la planta en su interior posee savia, que a través de su flujo es como se alimenta”. Entonces, cuando hay luna llena, “hay más flujo de esa savia hacía la parte aérea, y cuando hay luna nueva, hay más flujo hacía las raíces. Eso lo que te da, es una idea de cuando hacer los trabajos para obtener mayores resultados”. El principio de la biodinámia es “generar un círculo o ciclo, en el que todos los elementos vuelvan a reinsertarse, desde el orujo de la uva hasta el guano de los animales, como compost”, resumió.

Dentro de la finca sólo hay variedades tintas, Malbec, Cabernet Sauvignon, Cabernet Franc, Syrah, Petit Verdot, Pinot Noir y Barbella. Ahora en este invierno, la idea de la bodega es plantar Viogner, que es una variedad a la que siempre estuvieron relacionados y reconocidos. Además hay una champañera y una micro bodega donde hacen los experimentos.

La degustación comenzó con el espumante Alma Negra Blanc de Blancs, fresco en boca, con notas claras a pan tostado y levadura característica. Alejandro agregó: “En la champañera hacemos el producto Alma Negra, unas 200000 botellas por año, en sus dos versiones, el Blanc de Blancs y el Brut Nature Rose. Todo bajo método Champenoise”

Luego, continuamos con el Alma Negra Blanco 2013, en vista dorado con tonalidades verdosas, naríz de fruta madura y en boca, fruta pasa, mantecoso con toques a nuez y almendras. A su vez, el Alma Negra Tinto, presentó en vista un bordo con tonos granates, una naríz de compota y una boca potente, largo, con algo de pimienta, la barrica muy presente sin ser agresiva. DSCN3154

Kuschnaroff detalló: “El concepto de Alma Negra surge de la idea de Ernesto de hacer un vino diferente, un vino que nadie sepa que es lo que tiene. Un vino en el que uno pueda percibir lo que realmente siente sin saber como está compuesto. Primero salió el corte de tinto y luego salió el blanco”.
DSCN3155

Trás los Alma Negra, llegó el turno de los Tikal, “su concepto, a nosotros nos gusta llamarle, el arte de los blends de malbec. Porque son todos blends de Malbec con otra variedad”, indicó su creador. El primero que catamos fue el Natural 2012, 60% Malbec-40% Syrah. Vista rojiza con tonos rubí, naríz herbacea y una boca con buena acidez, fresca y vegetal con vestigios minerales.

“El natural es un vino que estamos muy orgullosos porque es biodinámico certificado. Lo que buscamos es que sea fácil de tomar y fresco. Tiene madera de 2° uso, una entrada muy directa, y acidez bien marcada”, agregó.

DSCN3156

Siguió el Tikal Amorío 2011, 85% Malbec-15% Petit Verdot, en vista bordo con tonos violáceos, naríz con fruta fresca y una boca más mineral y especiada.

Y finalmente, el Tikal Júbilo 2012, en vista, bordo profundo con tonos granates, naríz con fruta roja y en boca, frutal, con taninos presentes y redondos.

“En el Amorío, el Petit Verdot te da más estructura, ya que a veces el Malbec no alcanza, además te da unas notas especiadas, y algo más de acidez. Es un buen complemento. El Júbilo es un blend de Malbec y Cabernet Sauvignon, la idea era recrear un blend de Bordeaux pero del Nuevo Mundo. El Cabernet le aporta estructura y la nota de pimiento, además el Cabernet de Vistaflores tiene muy clara la nota de fruta roja, nota de cassis, una acidez marcada y un pimiento rojo en lugar del verde. Esto es principalmente por el suelo, con más arcilla y más limo, que da ese tipo de notas”, completó Alejandro.

DSCN3158

Como bonus de la cata, descorcharon un Gran Siesta 2009, 80% Malbec-20% Cabernet Franc. En vista presentaba un color negro profundo, con tonalidades bordo, una nariz de fruta madura y pimientos rojos y una boca con potencia, mucha pirazina, vegetal y algunos toques especiados, una bomba.

DSCN3148

“El Gran Siesta es un blend de los dos siestas que tenemos en el mercado, 80% Malbec- 20% Cabernet Franc. La idea de la presentación es que la botella viene dentro de un bloque de adobe secado al sol. Lo que buscamos es que la gente pueda participar y disfrutar de lo que nosotros hacemos en la finca todos lo años, al igual que los Incas con la Pachamama, nosotros hacemos una fiesta y enterramos entre 20 y 30 botellas. Ese es el objetivo, que la gente pueda disfrutar de eso también”, describió el Ingeniero Agronómo y Enólogo, Alejandro Kuschnaroff.

DSCN3149

“El Tikal natural es el primer vino con certificado Orgánico. Después de la línea Siesta, la cosecha 2013 va a salir certificada Biodinámica y Orgánica, y la línea Animal, cosecha 2015 también, va a ser certificada Orgánica”, adelantó.

DSCN3150

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s