Archivo de la categoría: Vinos recomendados

Vertical de los Fincas por Sebastián Zuccardi

En una degustación muy difícil de repetir, dado que de muchas añadas ya no quedan botellas, Sebastián Zuccardi presentó en la vinoteca OzonoDrinks todas las añadas de sus fincas, esto es, una cata vertical desde la primera añada hasta la última de Finca Los MembrillosFinca Canal UcoFinca Piedra Infinita y junto algunas perlitas. 

Como introducción, Sebastián Zuccardi explicó: “Hay dos decisiones muy importante que tomé en mi vida como productor, que en definitiva cuando lo hice no fui tan consciente que las estaba tomando, pero después han marcado mucho el camino de los vinos que hacemos con la familia y equipo, una de ellas fue que cuando termine la secundaria que la hice en un colegio enológico, la persona más importante de la bodega era el enólogo, era su momento y la persona de referencia, que cuando tuve que decidir que estudiar elegí Viticultura, y tuvo que ver mucho porque me crié en el viñedo, mi viejo siempre se dedicó al viñedo, no se dedicaba a la bodega, mi abuelo también se dedicaba al viñedo, entonces esa decisión en el tiempo me ayudo mucho porque el enfoque que tiene la bodega, los vinos y la familia tiene que ver desde la viticultura”.

Y su segunda decisión importante fue que, “cuando termine la universidad, la meca era irse a hacer un MBE a Davies, en donde se especializaban en levaduras, tuve un par de entrevistas y me di cuenta que no era lo mío, entonces tuve la oportunidad de empezar a viajar, y el viajar me abrió mucho la cabeza y me ayudó mucho a hacer lo que hoy estamos haciendo, pero en el viajar también fui aprendiendo, siempre me acuerdo, en uno de mis primeros viajes al Ródano norte, Cote Rotie, Saint Joseph, Hermitage, donde la variedad más importante es el Syrah, me enamoré tanto de los vinos que volví y lo primero que hice, fue un Syrah, un error, porque en definitiva, el viajar tiene que ver con el poner en valor lo que uno tiene en el lugar, pero bueno, también la única forma en la que se aprende es equivocándose, e igual al principio viajaba y anotaba todo, y después me di cuenta que era diferente, lo único que tenía que hacer era ir a compartir con otros productores, a comer con otros productores, a beber y a cambiar todo eso por trabajo que era lo único que podía dar en ese momento y lo que iba sumando capas a la piel y entender mi forma diferente de mirar”.

Contó también que Familia Zuccardi es una empresa familiar donde el cien por cien se dedican al vino, son tres generaciones y justamente hace tres generaciones que reinvierten el 100% de lo que generan, pero sus decisiones siempre son una mezcla de negocios, sueños y sustentabilidad, entonces todas las decisiones que toman tienen que ver con el largo plazo y con hacer lo que sienten.

Luego Seba recordó: “Mi viejo tiene una frase muy linda que dice, la rentabilidad es como respirar, sino respiras te morís, pero no vivimos para respirar, vivimos para hacer otro montón de cosas, entonces la rentabilidad como condición pero no como fin en sí mismo. Eso nos ha permitido tener un camino propio, tener un camino de identidad, donde no estamos viendo el mercado, porque hay que tener mucho cuidado, porque cuando uno mira el mercado mira el pasado, entonces eso nos ha permitido hacer cambios y uno de los grandes cambios tiene que ver con Aluvional en el 2008, que fue volver y decir bueno, en el momento en que el Malbec era el boom, y lo que exportabas lo vendías, era el momento de empezar a hablar del lugar y fue la verdad que un apoyo de la familia en decir bueno, vamos a empezar a contar la historia de nuestro vino más alto en ese momento, no a través de la variedad sino a través del lugar, y así empezamos en el 2008 con Aluvional La Consulta”.

Y reconoció: “Creo que esos vinos de esos años tenían mucho más intención que en definitiva lo que contaban del lugar, porque teníamos mucho que aprender, pero a través de esa intención y esa decisión que no fue fácil, porque imagínense, nosotros teníamos Zeta, llegó de viaje, nunca había hecho vinos porque siempre había trabajado en el viñedo, le digo a la familia, vamos a hacer un vino pero vamos a hablar del lugar y le vamos a poner Aluvional porque la conexión entre todos los suelos es de ese origen, y al principio fue, que no, como vamos a hacer, tuvimos dos reuniones muy picantes, siempre cuento que yo no le quería poner ni la variedad a la contraetiqueta, pero después mi familia me ayudo a entender que no es un misterio, que el vehículo para expresar el lugar es importante, no es lo mismo hacerlo con cualquier variedad, entonces entendí y ordenamos la información desde el lugar hacia después la variedad y a partir de ahí ha sido todo mucha transformación y en esa transformación hay algo que me paso cuando empecé con esto del lugar, mi visión era lugar, lugar y lugar, y lo que me empezó a pasar a través del tiempo de seguir viajando, probando y conociendo, es que hoy me doy cuenta es que el lugar sin el productor es sólo tierra, no hay posibilidad de separarlos, y si hablamos de lugar obligadamente tenemos que hablar de productor y que nos pasa hasta en la meca del lugar, que puede ser Borgoña, donde está todo clasificado, y decimos un Gran Cru es mejor que un Premier Cru, y este mejor que un Village, nunca podes elegir sin unirlo al productor. Y a mí me pasa que a veces prefiero tomarme un Premier Cru de un productor que me gusta más que un Grand Cru de otro productor que estimo menos. Entonces lo que los franceses tienen muy bien contado a través de terroir, donde es clima, suelo y la gente creo que es indivisible, y a eso le tenemos que sumar una tercera dimensión que es la añada. Entonces para mi cada vino que hacemos tiene que hablar del lugar, del productor y de la añada”.

LOS VINOS

FÓSIL 2016 Y 2017 BLANCO DE SAN PABLO

Comenzamos con uno de los mejores blancos de Argentina, el Fósil y Seba al respecto comentó sobre como surgió este vino: “San Pablo es un lugar especial, mi primera finca en Valle de Uco casi la compro en San Pablo, después por distintas circunstancias no se pudo, pero la vida me llevo a que me había quedado San Pablo como pendiente.
En 2011 me llama un productor de San Pablo en el que yo había estado buscando la tierra, porque es complicada, porque Salentein compró casi toda la estancia y le quedaron algunos pedacitos adentro, y me dice, che quiero plantar la mitad, te vendo 40 hectáreas, le cuento a mi papá y me dice estas seguro, mira que es muy frío, le dije que sí, nos metemos en San Pablo, y realmente es un lugar helado, tenemos de mínima 4 grados menos que Gualtallary durante la madrugada, y es un lugar donde tenemos muchísimas más frecuencia de heladas, entonces es un lugar muy desafiante desde la producción, los rendimientos son muy bajos por la cantidad de heladas que tenemos. Pero así como es frío y extremo, es especial, y es completamente diferente, se sale de lo tradicional que conocemos. Gualtallary está a 1350 msnm y San Pablo a 1400, Gualtallary es el primer lugar que cosecho y San Pablo el último, son dos lugares, uno al lado del otro, donde cosecho con un mes de diferencia, y San Pablo que es el último que cosecho es el que menos alcohol tiene de todo lo que cosechamos en Zuccardi. Cuando empecé a vinificar San Pablo, no parecía Malbec, y eso me hizo repensar un montón el lugar. Su característica principal es que está al lado de la cordillera, ósea, estas a 200 metros del inicio de la cordillera, entonces es muchísimo más húmeda, fría y lluviosa, por ejemplo en el 2016 no regamos, porque fue muy húmedo”.

“Nuestro máximo blanco era el Chardonnay Q y la verdad que cuando uno piensa porque no habíamos ido para arriba era porque todavía no encontrábamos un viñedo o un lugar que no dijera, esto merece ir para arriba, entonces lo que nos pasó con Fósil, fue encontrarse con un lugar muy particular que nos empieza a pedir algo diferente. Hay algo muy importante la 16 y 17 son añadas bastante diferentes, de muy poca uva. La 16 húmeda y fría y la 17 una añada seca y un poco más caliente, entonces dos añadas chicas en volumen pero completamente diferentes. La 16 cosechamos con algo de Botrytis un 2% o 3%, no me preocupo al contrario, porque creo que le aportó complejidad y características particulares del año, y como fue un año frío y le tenía miedo al graso en boca, decidí fermentar una parte en un huevo de 2000L y dos barricas de 500 usadas para que el contacto con las lías sea más grande para conservar toda la acidez que venia del viñedo y quería ganar un poco de graso en boca”, aclaró Zuccardi.


Y además explicó como es el proceso de vinificación de los vinos blancos: “La forma de trabajar para un blanco es, prensamos directo, saco sólo el corazón del líquido, y en eso soy exigente, debemos sacar de 100k de uvas masomenos 45 o 50L, eso que sale no se sulfita, sino que va directamente al huevo y a las barricas para empezar la fermentación, ósea cuando entran al huevo y a las barricas, el mosto es casi marrón, porque todos los polifenoles que salen de la prensa se oxidan, y no sulfitamos porque pensamos que si protegemos todo ese jugo que sale, todos esos polifenoles, lo que nos va a pasar es que se nos van a evolucionar en la botella, por eso trabajamos como antes, de una forma bien oxidativa al principio y luego en la fermentación todos esos polifenoles se van abajo. Fermentamos muy turbio, hago simplemente un pequeño desborre para sacar si hay algo de tierra que pueda venir de la uva, pero el mosto va muy turbio, fermentamos con levaduras nativas y después cuando termina, corregimos para no tener maloláctica, rellenamos y no hacemos nunca un batonage ni nada, salvo que lo necesitemos”.

Agregó que “en el 2017 hago la misma vinificación, masomenos igual, un huevo y dos barricas de 500, y al ser el año más maduro, cuando me siento a cortar no me gustaron las dos barricas porque el vino había perdido frescura, entonces sólo embotellé el huevo, sacrificando el 30% de la producción, esas son sólo decisiones que se toman en esos momentos y muy importantes. Acá no busco hacer 1000 botellas más, sino que expresar lo que quiero del viñedo. La búsqueda no es la tradicional de un Chardonnay, sino que es lo que yo creo de San Pablo hecho a través del Chardonnay, por eso no busco volumen, prescindo de la maloláctica y busco más afinar, más tensión y una acidez en el medio que estire un poco el vino sin preocuparme por el graso inicial, ya que si tengo un buen lugar, trabajo bien el viñedo, el graso lo voy a lograr naturalmente y es más, va a crecer en la botella.
Cuando plante la viña ahí quería hacer un blanco de San Pablo, entonces plante un corazón de Chardonnay, un poco de Verdejo, de Albariño, de Riesling y de Semillón. Hasta ahora el único que produce es el Verdejo, y como es una variedad un poco aromática, en Fósil estoy buscando un poco lo contrario. Entonces cuando lo cortaba con el Fósil, me parecía que el vino hablaba de más y lo que necesitaba era algo más austero, y que hable menos y que haya que buscarla para descubrirla. Por eso no siento que el Verdejo me vaya a aportar en esto, no sé las otras variedades. La etiqueta no dice Chardonnay, sino que habla de un blanco de San Pablo. El Verdejo lo uso para Polígonos”.


Respecto a las añadas y como se expresan en los vinos, describió: “Me parecen muy diferentes, en el 16 me aparece esa nota del año, de pino o de humedad de esa Botrytis que le da un aroma muy particular, y en el 17 me aparece más la pólvora y salino.
La diferencia con Gualtallary, es que es un lugar alto, lejos de la montaña, más solar, con arena y un caliche que hace los suelos muy secantes, igual, ojo con Gualtallary porque lo tenemos que dividir en cuatro o cinco cosas, porque a la misma altura, vos podes tener un lugar cerca del río que el suelo es de lecho de río, después tenés una parte arenosa y después si te metes debajo de las lomas del jaboncillo, aparece un caliche muy fuerte. Yo donde he plantado es donde hay un caliche, donde hay un calcáreo pero me imagino que Gualtallary nos va a dar vinos más generosos en boca”.

FINCA LOS MEMBRILLOS

Sebastián Zuccardi reconoció que la Los Membrillos “es la única finca en mi vida que he comprado plantada, y estaba en La Consulta, pero ahora con la ampliación de Altamira, está ahí, aunque hubiera preferido que quedara en La Consulta, no creía que era necesaria esa ampliación. Es una finca que el dueño era un puestero, se dedicaba a las cabras, lo que significa que son dos mundos diferentes respecto a la viticultura. A las cabras las largas a la montaña con un perro que las cuide del puma, que es el perro que crías con cabras, es decir, el perro no se separa más, y después la juntas cada tanto, en cambio, dedicarse a la viticultura es una actividad completamente diferente, de día a día, de mucho trabajo de cultivo, bueno y este señor manejaba el viñedo como el puesto, ponía el agua y se iba, entonces el agua entraba, recorría la finca como podía, entonces estaba muy despareja, había lugares que se estaban muriendo, y otros que tenían mucho vigor, pero yo sabía que el lugar era bueno, porque tenía al lado Piedra Infinita, entonces sabía que el lugar valía la pena”.

“Decidimos comprar Los Membrillos con la gran incertidumbre si la íbamos a tener que arrancar y volver a plantar, porque la viña tenía 20 años pero muy maltratada, y la verdad que me enseño mucho, porque le dimos amor y volvió. Entonces aprendí que la planta de vid es quizás la planta más noble del mundo. Cuando digo que le dimos amor, me refiero que hicimos las cosas bien y sencillas, ordenamos el riego, empezamos a agregar compost, empezamos a hacer verdeos de invierno y de verano, entonces que hicimos, le devolvimos vida al suelo, y cuando paso esto, podamos más corto, el sistema radicular reaccionó y la viña fue increíble lo que pasó, a partir de eso decido no arrancarla y dejarla plantada con Cabernet Sauvignon, y decido hacer mi primer vino de finca, donde no estoy buscando la perfección en finca, sino que busco la expresión de una finca, y esta estaba plantada con Cabernet”.

En referencia al nombre se llama Los Membrillos, porque está rodeada de árboles de membrillos, entonces dijo que quizás si hubiera tenido que plantar esa finca de cero la hubiera plantado con Malbec, pero como tenía Cabernet, su obligación era expresar lo que era esa finca en particular. Ahora compraron una al lado y plantaron Malbec, es decir que agrandaron la finca Los Membrillos, y comentó “que en el futuro quizás haga un corte, no lo sé, y lo que me paso es que yo tenía baja estima por el Cabernet Sauvignon, porque creo que es una variedad que tiene muchísima menos adaptación que el Malbec a nuestra región y a veces es muy difícil decir, no porque esté en esta zona el vino va a ser bueno, depende mucho de la finca, y me pasa, que a veces que compro uva Cabernet de una finca y me gusta mucho, y compro la de al lado, y no me gusta tanto. Además es muy exigente en suelo, el Malbec con distintos tipos de suelos da diferentes expresiones, en el Cabernet la adaptación es muchísimo menor, entonces empecé un laburo que es dividir la viña por suelos, que es como trabajo siempre”.

FINCA LOS MEMBRILLOS 2011

El Ingeniero Agrónomo señaló: “Empezamos a hacer Los Membrillos, básicamente de dos hectáreas de viñedo hacemos de 1500 a 2500 botellas, porque sólo usamos cuatro pedacitos de suelo, que son los que creemos que mejor se adapta el Cabernet Sauvignon en ese lugar. Tanto es así que en el 2014 y 15 no lo hicimos porque para mí no reaccionó bien en años húmedos como para llegar a este nivel, y en el 2016 volvimos a hacerlo. 2011 y 2012 fueron años más calientes, 2013 fue más fresco. 12 fue de muy poca uva en el viñedo, 13 fue un año muy generoso en el viñedo. Otra cosa que aprendimos con el tiempo, fue que pensábamos que los mejores años eran los de menos rendimiento es muy relativo y depende mucho de la marcha climática y hoy me animo a decir que prefiero años con rendimientos un poco más altos porque me sostienen un poco la madurez. Cuando tengo años de poco rendimiento y llego a tener calor, por ahí se me desfasa mucho el alcohol del punto de madurez, en cambio cuando tenemos años de un poquito más de uva, más generosos, no exagerada, me gustan porque tienen una madurez más equilibrada. El 11 es 100% madera nueva y a partir de ahí empezamos a bajar los niveles de barricas”.

FINCA LOS MEMBRILLOS 2012

“Estos son Cabernet que no tienen ese lado tan verde, de la pirazina. Y durante muchos años el no tener pirazina, lo considerábamos en Argentina como un problema, decíamos si queremos hacer un Cabernet, tiene que tener pirazina, se hacían cosas en la viña, como tener más vigor, como regar para lograr algo de pirazina. Y lo que nos dimos cuenta es que el perfil de este lugar y de esta finca no es ese perfil, sino más de pimienta blanca y negra, pero no de pimiento. Otra cosa que nos dimos cuenta, es que el Cabernet tradicionalmente se cosechaba último, y lo que nos pasa, es que se sobremadura y el tanino se seca, entonces lo que empezamos a hacer es cosecharlo mucho antes, entonces por ahí venimos cosechando Malbec, paramos, cosechamos Cabernet, y después seguimos cosechando Malbec, pero adelantamos 20 a 25 días el momento de cosecha. En cuanto a la evolución de estás añadas, el vino se aligeró, y esto hay gente que les va a gustar y otra que no. Todo el Cabernet se cría en madera, porque así como siento que el Malbec no le gusta el oxígeno, al Cabernet siento que si le gusta, la diferencia, es que en el 11 hay mucha madera nueva y en el 13 hay muy poca. El vino pasa un año y medio en barrica, luego hago el corte y lo embotello”, indicó Seba.

FINCA LOS MEMBRILLOS 2013

“Adonde quiero llegar es al perfil del 13, porque el 11 habla más de la bodega que del viñedo, y eso a mí personalmente y en mí filosofía y forma de entender me gusta menos. Siento que en el 11 fui más protagonista yo que el viñedo, cuando me voy al 13, si bien lo siento un poco liviano, pero complejo y con textura, siento que mi mano se nota menos, o se nota más porque se expresa el viñedo. Es más fácil hacer el 11 que el 13. Lo que tiene de bonito el 13 es la textura y jugosidad al mismo tiempo, es un vino con complejidad, con largo, no solo aparece la textura, sino que la salinidad, no hay dulzura. Es un vino que me desafía más a la hora de beberlo que la 11. El 12 está más cercano al 13 que lo que fue el 11”, aclaró.

FINCA CANAL UCO 2012, 2013, 2015, 2016

“El concepto de finca que es una propiedad, es el concepto de single vineyard, pero como odio esa palabra, nosotros tenemos una palabra hermosa que es finca, que habla y hace referencia a un lugar y todas las fincas de Mendoza tienen un nombre, entonces me parece que tenemos que trabajar más con palabras nuestras. Hay veces que te encontrás con etiquetas que dicen single vineyard pero ni el nombre de la finca te dicen, y eso me pone loco. Es super usar una idea, y me parece que tenemos fincas y tienen nombres”, exclamó Seba Zuccardi.

La primera finca que compró Familia Zuccardi en Altamira fue Canal Uco. Altamira es un cono Aluvional en el cual hay una parte cultivada y otra no, la característica es que hay un canal que es el que baja agua del río, que se llama Canal Uco, de ahí hacia el norte está cultivado, y hacia el sur no. Cuando compraron la primera finca, era un lugar de manzanos, porque esa era una zona donde se hacía mucha manzana porque salía con mucho color. Plantaron esa finca, que tenía un derecho de agua y un pozo, dado que el derecho de agua no se puede mover, el agua es inherente a la tierra, es decir, el dueño del agua es la tierra. Pero al tener el pozo, podían usarla en otra propiedad, entonces les aparece la oportunidad de comprar una tierra del otro lado del canal, una que no tenía valor, porque no tenía agua.

Ahí Seba recordó que “cuando voy a caminar esa tierra, le digo a mi papá, mira habrá 300 camiones de piedra, creo que hay que comprarla, entonces la compramos, empezamos a trabajarla y sacamos 1000 camiones de piedra, jeje, entonces lo que me di cuenta era que había dos mundos diferentes, ósea estaba plantada la parte más fácil de Altamira, los primeros en sembrar habían buscado la parte más plana para poder regar por superficie y donde había empezado el desnivel o la parte más complicada del aluvión, no lo plantaron. Entonces son dos fincas que están, una al lado de la otra, que lo que la separa es una calle, pero son dos mundos completamente diferentes”.

“Canal Uco en general tiene suelos más profundos, entonces retiene más agua, por eso no hicimos en 2014, entonces no lo sentí al nivel de lo que quería hacer. En cambio Piedra Infinita tiene un suelo más pedregoso que drena mucho más, entonces sentí que el vino hablaba más de lo que yo quería hacer. Para mí el 12 había una gran intensión pero la ejecución para mí no fue tan buena, el 13 me parece que fue un año impresionante, y el 15, a pesar de ser un año más complejo para mí está muy fino el vino. Acá hay un trabajo fino de viñedo y bodega que continua en la cosecha 16. Hoy si tengo que elegir cual tomo, elijo el 13, por equilibrio, pero creo que el 15 en un par de años va a ser un vino de una distinción como el 13”.

Respecto a la crianza, todo está fermentado en hormigón, el 12 está todo guardado en barrica, y tiene bastante barrica nueva. El 13 hay una parte que estuvo guardada en hormigón, un 30% y el otro 70 estuvo en barrica, pero acá ya no tiene barrica nueva, y el 15 tiene un 60% en hormigón y el otro 40 en barrica siempre usada. Y el 16 es un 70% de hormigón y el 30 restante de barrica.

En referencia a la composición de los suelos, Zuccardi explicó: “El calcáreo es carbonato de calcio, entonces los suelos son de carbonato de calcio, cuando hablamos de tiza, eso es sulfato de calcio, entonces, los suelos, no son de tiza, lo que nos puede dar el carbonato de calcio es una sensación de tiza en la boca, que una buena descripción es el polvo de la tiza cuando escribías en el pizarrón, esa sensación de que se te seca la lengua, no tanto la encía. En los años cálidos podes tener un poco más de alcohol y de grasa, y eso te enmascara un poco la sensación de tanino de tiza, pero cuando el año es más frío, obviamente tenés más acidez y aumenta esa sensación de tiza. Estos son vinos que tienen que mantener un núcleo, un corazón apretado. El gran problema a veces es pasar de vinos muy concentrados a los que no tienen ni agarre. Entonces trato de ponerle mucha importancia a que el vino tiene que tener su concentración, lo que no tiene que tener es dulzura, pero tiene que tener un núcleo, tiene que estar la tiza del medio de la boca, pero tiene que ser jugoso alrededor, y eso para mí se trabaja desde el viñedo, desde lograr viñedos equilibrados y desde el momento de cosecha”.

FINCA PIEDRA INFINITA

Sebastián Zuccardi destacó que “es un viñedo muy especial, fue la viña que nos empezó a enseñar de la diferencia que había de suelos en el mismo viñedo, por su variabilidad de cosas que tiene dentro. Se llama así por los mil camiones de piedras que sacamos y además, porque un día caminando la finca con una periodista, me dijo si había leído el poema Piedra Infinita, y dije no, y cuando volví a mi casa, lo busqué, y era un poema de un mendocino, Jorge Enrique Ramponi, escrito en el año 32, donde escribe sobre la piedra pero en referencia a la Cordillera de los Andes. Y yo trato de que todas las cosas que contamos estén ligadas, y como hacemos vinos de montaña, porque todo lo que hacemos está ligado a ella, el clima, el suelo, la altura y el agua tienen su origen en la montaña. Entonces me enamoré tanto de ese poema, que decidí recuperarlo, por eso lo reeditamos para la inauguración de la bodega y le puse a la finca Piedra Infinita por estás dos historias”.

Además Respecto al terroir aclaró: “No sólo se hacen grandes vinos sobre suelos calcáreos, a mí me apasiona, y me gusta porque da una dimensión que tiene que ver con la textura, pero no es que para hacer un gran vino sólo hay que hacerlo en esos suelos. Altamira no es un lugar muy exuberante en nariz, si uno lo compara con Gualtallary es un lugar más salvaje y expresivo, en cambio Altamira, es menos, donde la nariz es de fruta roja pero se va mucho a lo floral y eso me gusta mucho”.

“Piedra infinita 12 fue un año más cálido, donde trabajábamos de una forma un poco diferente, la 13 fue un año con más producción, más fresco, muy equilibrado, 14 fue más heterogéneo, difícil de decir un gran año, pero con algunas cosas interesantes. Siempre Piedra Infinita dependiendo el año hacemos entre 3500 y 5000 botellas y Canal Uco son 4000 o 5000 botellas. Están todos los vinos fermentados en hormigón, el 12 está todo guardado en madera y hay algo de madera nueva. A partir del 13 ya no hay nada de barrica nueva y deber ser el 70 u 80% guardado en madera y un 20 en hormigón. El 14 es masomenos igual, el 15 ya empezamos a guardar más en hormigón y debemos tener un 50 y 50% de hormigón y barrica grande y el 16 masomenos lo mismo también”.

“La 14 fue más irregular que la 13, una añada que fue de más lluvias, y el vino tiene que mostrar la añada. 15 y 16 son dos añadas que me gustan mucho, porque acá ya tenemos un punto más fino del lugar, de pureza, un conocimiento más determinado del lugar. Creo que el 15 por ser un año un poco más caliente tiene un poco más de materia grasa y el 16 al ser un año frío, está completamente desgrasado”, describió el Agrónomo.

FINCA PIEDRA INFINITA SUPERCAL Y GRAVASCAL

Y para finalizar la gran degustación, Sebatián Zuccardi presentó dos perlitas, SuperCal y GravasCal. “Así como el camino que hemos trazado es tratar de ser cada vez más preciso en el lugar, a mí me pasa que cuando construimos Piedra Infinita tenemos diez tipos de suelos masomenos, que son los que ponemos en la mesa a la hora de cortar. Y lo que me pasaba es que había dos suelos que siempre me parecían particulares, me parecían lugares que conocíamos del viñedo y que nos parecían distintos, ni mejores ni peores. Estos dos vinos de dos tipos de suelos dentro de Finca Piedra Infinita, y le puse abajo el concepto de “lugar dicho”, que es una traducción del “Liu di”, que en Francia son los lugares que todo el mundo conoce que son sectores especiales que por ahí no están clasificados de manera oficial, pero todo el mundo sabe que son grandes lugares. Entonces como en la finca hay dos espacios que para mí, Martin y Laura son dos lugares que los tres conocemos muy bien y que son diferentes, decidí embotellarlos en 2015, les robe una barrica de cada uno de 500 litros y los embotelle. Son dos vinos dentro de Piedra Infinita, y se llaman SuperCal, porque es un reventón que hay de piedra calcárea de principio a fin, y el otro se llama GravasCal, porque hay 40cm de suelo y luego la piedra. Son pedacitos muy pequeños del viñedo”.

Sobre los suelos detalló: “Nosotros cuando empezamos a trabajar en Piedra Infinita lo que descubrimos es que los suelos por la forma en que se han formado los suelos aluvionales, cambian en cinco metros, y lo ves en las calicatas. Entonces a partir de un trabajo que hicimos de conductividad eléctrica, que son unos mapas que te dan de colores donde te dice que hay diferencias en los suelos. A partir de ahí separamos toda la finca y hoy Piedra Infinita lo cosecho el Malbec nada más, en 34 cosas diferentes dentro del viñedo, ósea, ya no es más Piedra Infinita, son 34 Malbecs de diferentes cosas dentro del viñedo. De esos uso masomenos diez para construir Piedra Infinita y lo que hice fue robarle un poquito a dos que eran lugares característicos, que todos los años me los ponen a ciegas y digo, esto es SuperCal y esto es GravasCal, entonces son lugares que tienen una característica particular y por eso me gusto la experiencia de ponerlos en botella, y lo que trata de hacer es que si Finca Piedra Infinita la marca es Zuccardi, entonces esto es, la marca es Piedra Infinita y la bajada es SuperCal y GravasCal. Lo que trato es que cada vez que vamos más arriba, ser más preciso en el lugar, y ese es el objetivo, entonces, Aluvional es región, Finca es un concepto de cada finca y esto es un concepto de suelos y parcelas diferentes.
Para mí SuperCal es un vino más frontal, más de tiza rústica, entrada en boca me hace acordar mucho a ese lugar. Y GravasCal entra con un poco más de acidez, un vino menos impresionante en la entrada de boca pero un poco más largo. Yo hablo de estructura, para el vino es como fluye en la boca, como se mueve, no me interesa decir si tiene fruta roja u otro cosa”.

Por Martín Ignacio Gil

*Nota publicada en http://www.ozonodrinks.com

Anuncios

Cosimo Maria Masini, una Bodega Biodinámica en la Toscana Italiana

Colinas llenas de viñedos hasta el horizonte, el sol abrazando las uvas, la brisa veraniega que refresca bajo la sombra de un árbol, mientras probas grandes vinos italianos y biodinámicos, ese es el paisaje ideal para conocer el proyecto Cosimo Maria Masini. Una bodega biodinámica en la Toscana italiana.

En el corazón de la Toscana Italiana, a lo largo de la Vía Francígena, tierra de vinos y trufas blancas, cerca del pueblo medieval de San Miniato en la provincia de Pisa se encuentra la bodega Cosimo Maria Masini, una de las primeras en Italia que incorporó la sustentabilidad y biodinámica (Ver Recuadro) como forma de producción. 

La finca, propiedad de la familia Masini desde el año 2000 se extiende sobre una sola colina, son 40 hectáreas de viñedos, olivares y tierras de cultivo. Villa la Selva, el corazón de la finca, es un antiguo palacio que perteneció a la familia Bonaparte, que luego compró, en la mitad del siglo XIX, el Marqués Cosimo Ridolfi, el fundador de la Facultad Agraria de la Universidad de Pisa, que comenzó allí a aplicar técnicas innovadoras en los viñedos y a construir la bodega donde vinifícan actualmente.

El paisaje hasta llegar a la finca es de ensueño, rutas angostas entre viñedos radiantes, pequeñas subidas y bajadas, y por supuesto mucho sol, por eso los meses de verano son la mejor época para visitar ésta región, es decir, Junio, Julio y Agosto, ya que si bien es una zona calurosa, la brisa de la Toscana que recorre las colinas, hace que la temperatura sea muy agradable, y además, las vides están en la etapa de envero previa a la vendimia por lo que dibujan un paisaje único y digno de apreciar.

En esta área, la viticultura tiene orígenes muy antiguos, cuenta con más de dos mil años de historia. Los viñedos de Cosimo Maria Masini están ubicados a unos 100 metros sobre el nivel del mar, se extienden por unas 13 hectáreas de suelo arcilloso, de origen Plioceno, rico en fósiles con condiciones microclimáticas ideales para la vid.

El Winemaker e Ingeniero Agrónomo del proyecto, Francesco de Filippis detalló: “Las variedades que cultivamos son las tradicionales de la Toscana italiana, la Sangiovese (7Ha), Canaiolo(1Ha), Trebbiano(1Ha), Malvasía blanca(1Ha), Malvasía Negra(1Ha), Buonamico(1Ha), San Colombano(1Ha) y una nativa casi desaparecida, la Sanforte(1Ha), de la que estamos recuperando el patrimonio genético”. Y agregó que “las plantas más recientes plantadas son variedades internacionales como la Chardonnay(1Ha), Sauvignon Blanc(1Ha), Cabernet Sauvignon (2,5 Ha) y Cabernet Franc (1,5Ha)”.

Desde la adquisición de la propiedad han cultivado orgánicamente viñedos y, al cabo de unos años, cambiaron a la biodinámica, siguiendo las enseñanzas de Rudolf Steiner, filósofo alemán que en 1924, en una serie de conferencias que se celebraron en Koberwitz (Polonia), denominadas  “Impulso científico espiritual para el progreso de la agricultura”, dieron vida a una filosofía y una nueva práctica agrícola, la Biodinámica.

Al respecto, Francesco explicó: “Hemos estado utilizando la agricultura biodinámica desde el 2004 con excelentes resultados en cuanto a la estructura del suelo, el equilibrio de la planta, el control de plagas y la calidad de la fruta. Es absolutamente necesario hacer coincidir las preparaciones biodinámicas con un enfoque agronómico sólido en relación con la labranza mínima del suelo, el uso de compost, el abono verde y las técnicas modernas de control de plagas”. Y afirmó que “es un método agrícola muy útil para ilustrar el vínculo entre la uva y el terruño. Podemos hablar de “vinos terroir” si solo la naturaleza ayuda al proceso, no a los productos químicos, es por eso que preferimos que nos llamen con el nombre de Asistente de la Naturaleza en lugar de Enólogos”.

La cosecha va desde finales de Agosto hasta principios de Octubre y la realizan manualmente. Utilizan barricas americanas y francesas de varios usos y además grandes toneles italianos de 50 hectolitros hechos con madera de roble esloveno, también de varios usos.


“Durante la cosecha, traemos todas las uvas inmediatamente a la bodega, por lo que en 2 horas máximo todos los racimos se despalillan y puede comenzar la fermentación. Utilizamos diferentes tanques: cubas de hormigón, barriles de madera y tanques de acero inoxidable según las diferentes uvas y vinos. Normalmente en  los viñedos decidimos que uva se convertirá en un vino de nivel de entrada de gama o de alta gama. De acuerdo a su gusto y nuestra sensación elegimos las cubas, concreto para vinos frescos y jóvenes, de gran  volumen para blancos, rosados y tintos, y barricas de madera para lotes muy pequeños de excelentes parcelas o pocas filas de plantas”, describió el Winemaker De Filippis en cuanto al proceso de producción, y agregó que “los Blancos y rosados se hacen sin contacto con las pieles, el vino naranjo de Trebbiano y Malvasía tiene casi una semana en contacto con las pieles y respecto a los vinos tintos, dependiendo de la cosecha, pero van de una semana a un mes para los diferentes cuvees. Usamos solamente levaduras nativas para la fermentación, sin otros aditivos, excepto pequeñas cantidades de sulfitos, antes de embotellarlos para preservarlos durante viajes largos y no se hace clarificación ni se filtran”.

Con una producción total, dependiendo las añadas, de 30000 a 60000 botellas por año, actualmente exportan a EEUU, Canadá, Reino Unido, Finlandia, Suiza, Dinamarca, Irlanda, Bélgica, Holanda, Alemania, Francia, Hong Kong, Corea del Sur, Japón y Taiwán.

Al preguntarle a Francesco de Filippis que quiere transmitir a través de los vinos que hacen en la bodega, su respuesta fue contundente.

“Los viñedos de Cosimo Maria Masini se encuentran en San Miniato (Pisa), con un suelo respetuoso con las viñas, cargado con los restos fósiles de la antigua vida marina. La administración de este maravilloso regalo de la naturaleza es nuestra promesa y la visión que nos esforzamos por alcanzar. Los grandes vinos se crean en el viñedo, no en la bodega”.

PASSIONE BIODINAMICA

La biodinámica es un paso adicional en comparación con la agricultura ecológica, de hecho no sólo excluye el uso de fertilizantes químicos sintéticos, sino que incluso trata de regenerar el suelo, a través de las preparaciones 500 y 501, aumentando así la fertilidad y humus, para que las plantas encuentren un ambiente vital para crecer.

Las plantas se consideran en el contexto general de la naturaleza y la energía que reciben de la tierra, el aire, la lluvia, el viento, la luz, el calor, del sol, de la luna, de los planetas y las estrellas, en resumen, las plantas viven en un microcosmos, pero son parte del sistema cósmico. Si estos factores se equilibran armónicamente, crece en forma saludable y exuberante, hasta alcanzar su máximo potencial, y proporcionará una buena comida saludable y rica en sabores.

Hacer la agricultura siguiendo el método biodinámico ha permitido ver el proceso de producción con diferentes ojos. Llevar uvas más equilibradas, sin productos químicos sintéticos a la madurez, nos ha llevado a buscar un método de vinificación que preserve las características, fieles e intactas. De esta forma, de año en año, hemos comenzado a eliminar los adyuvantes enológicos, como las enzimas, los taninos y las levaduras seleccionadas.

Las uvas se cosechan a mano, en cajas pequeñas, para evitar que se dañen durante el transporte. A su llegada a la bodega, son despalilladas y a partir de ese momento cada tanque sigue su curso, sin las limitaciones de los protocolos preestablecidos, sin la adición de levaduras seleccionadas o enzimas químicas.

Así se han convertido en intérpretes sensibles que, gracias al conocimiento moderno, pueden gestionar la fermentación de forma no invasiva, dando al consumidor auténticos vinos embajadores de su tierra, nacidos de un proceso exclusivamente natural. Su objetivo es conocer el territorio en su totalidad para adquirir la sensibilidad necesaria para comprender los ritmos de la naturaleza y sus energías.

Lic. Martín Ignacio Gil

Nota publicada en la edición Feb/Mar de 2019 de la revista Elixir de BacoClub.

“14 de los mejores rosados de Argentina que tenes que probar este verano”

Se viene el verano y con el, las ganas de tomar vinos frescos, ya sean blancos, tintos livianos o rosados. Actualmente en Argentina muchas bodegas están elaborando este tipo de vino de manera consciente y con el objetivo de hacer rosados, y no como un subproducto en la elaboración de tintos. La gente de Ozono Drinks organizó una degustación de 14 de los mejores rosados de Argentina que se están elaborando actualmente de diferentes estilos y precios.
Para que sepas que rosados tomar en este verano que se viene, te lo contamos todo en esta nota…

El sommelier Martín Buonsante explicó: “Hoy en día se están elaborando rosados, ¿que significa esto?, cosechar la uva más temprano para mantener la búsqueda de hacer un vino fresco. Por ende también los precios van a ir subiendo lógicamente, porque ahora se usa la uva para hacer rosados, y si vos tenés un varietal de una zona determinada, esa uva vale cara, no es como antes que era un subproducto de otros vinos. Si vos elaboras rosados con el fin de hacer rosados ya tenés costos de uvas y de un montón de factores que de la otra manera no los tenés”.

Respecto al formato de la degustación comentó: “La dividimos en siete flights de dos vinos y la hacemos a ciegas para no estar influenciados por los grandes nombres ni por la botella en la degustación, sino que sólo se aprecié el vino en sí”.

“¿Que vamos a ver?, distintas tonalidades de colores, a algunos consumidores les importa, a otros no. Vamos a ir viendo cuando vayamos destapándolos. Hay gente que busca un color especifico para sus rosados y otros que dicen, es el color que da.
Hoy cambiamos los tonos de los rosados, hace unos años eran todos rosas fucsia fosforescente y ahora son todos color piel de cebolla, bien claritos. con respecto al tiempo con contacto con las pieles hay de 6hs a 20 días, depende la búsqueda de cada productor.
También depende el color de la variedad que uses, por ejemplo, si usas un Cabernet, lo tenés que tener poco tiempo porque sino, se te hace tinto rápidamente. En cambio si lo haces de Pinot Noir, lo podés dejar 20 días y no pasa nada. Y también depende a que temperatura lo hacés, si lo mantenés a muy baja temperatura te extrae menos color, entonces lo podés dejar más tiempo. Las uvas se cosechan antes para conservar la acidez. Los alcoholes en general hoy son bajos, hace unos años tenían 14 grados los rosados, porque el jugo provenía del que era para hacer los tintos”, aclaró.

“Si estamos hablando de rosados de calidad estamos muchos más cerca de los vinos blancos que de los vinos tintos, osea el atributo de calidad de un rosado no tiene nada que ver con el tinto, no va a ser la potencia, ni el largo, ni el volumen, va a ser una cuestión de fineza, de frescura, de acidez, de equilibrio, osea no busquemos intensidad, por lo menos es mi visión sobre los rosados”, afirmó Martín.

LOS VINOS

FLIGHT 1:

ANIMAL JARDIN ECHANTE DE ERNESTO CATENA ($242) Y CUVELIER LOS ANDES ROSADO DE MALBEC 2017 ($314)

CONCLUSIONES DE LOS PRESENTES: Estuvieron más cerca de los vinos blancos. Uno más intenso que el otro. A algunos les pareció más vino el Jardín Echante que el Cuvelier y además, les gusto a la mayoría.
El Cuvelier tenía una gotita de dulzor del estilo de los viejos rosados pero nadie pudo adivinar que vinos eran.

FLIGHT 2:

PULENTA ROSE S´IL VOUS PLAIT 2018 ROSADO DE MERLOT ($400) Y VUELA ROSADO DE PINOT GRIS DE PIEDRA NEGRA ($305)

CONCLUSIONES: Hubo mucho menos color en este flight y muy parecidos ambos vinos. Narices más afrutadas, más ricas, más simples. La del Vuela más de frutas tropicales. El Pulenta para la mayoría fue demasiada fruta dulce. A pesar de eso, a algunos les gustó más que el Vuela, y a otros al revés.
Incluso algunos pudieron identificar al Pulenta Rosado.

FLIGHT 3:

PLOP ROSADO 2017 DE CABERNET SAUVIGNON DE MANUEL MICHELINI ($390) Y ALPAMANTA BREVA SYRAH ROSÉ

CONCLUSIONES: Acá cambiaron de nuevo los colores, estuvieron un poco distintos, el Plop más a pomelo rosado. El Alpamanta fue hasta ese momento el más concentrado de todos, es decir que estuvo mayor contacto con las pieles. A algunos les gustaron los dos vinos que a su vez fueron muy distintos entre ambos, otros más el Plop y otros más el Alpamanta, estuvo bastante discutido. Algunos identificaron al Plop como que era de la familia Michelini, pero no específicamente que era de Manuel. En el Plop hay otra búsqueda, más allá de los gustos, es salir del típico rosado. En los dos vinos no hay dulzor, hay una acidez mucho más alta, son vinos más intensos. El Alpamanta para algunos tenía en el final un retrogusto amargo.

FLIGHT 4:

PADMA GARNACHA ROSÉ 2017 DE CORAZÓN DEL SOL ($800) Y SAINT FELICIEN ROSÉ 2017 ($605)

CONCLUSIONES: Acá volvieron los colores rosados y sus perfumes. Para algunos fueron los verdaderos rosados estos dos vinos. Al Saint Felicien es un rosado de Garnacha, Syrah y Malbec y algunos lo encontraron más mineral en nariz. Algunos reconocieron al primero como el Padma y al Saint Felicien lo encontraron más complejo.

FLIGHT 5:

MAINQUÉ PINOT NOIR ROSÉ 2017 ($1190) Y HUMBERTO CANALE OLD VINEYARD “SOL” PINOT NOIR ROSÉ 2017 ($320)

CONCLUSIONES: El Mainqué tenía notas a caramelo de flan, elegancia y rica acidez para algunos. Para otros no fueron de los vinos más finos este flight pero sí de los más interesantes y completos. Para la mayoría el Mainqué fue más delicado que el Humberto Canale. Sobre el Mainqué algunos dijeron que era una combinación de los estilos más viejos junto con los más modernos de rosados. Al Humberto Canale muchos le sintieron notas vegetales, como a tomate o albahaca. En cuanto a los gustos estuvo muy parejo, coincidieron todos en que eran los dos muy ricos vinos.

FLIGHT 6:

VIA REVOLUCIONARIA PINK PANTHER 2018 ($330) Y CARA SUR MOSCATEL ROSADO 2017 ($495)

CONCLUSIONES: Al Pink Panther muchos lo identificaron como un vino de Matías Michelini, mucho pomelo rosado, muy cítrico y algunos incluso, dijeron que era el Pink Panther. En el Moscatel Rosado algunos encontraron muchas notas a durazno blanco y lo relacionaron con los vinos de Pancho Bugallo de Cara Sur. Fueron dos vinos sin tantas notas dulces y menos fruta. Pero que la mayoría identificó.

FLIGHT 7:

SUSANA BALBO SIGNATURE ROSÉ DE VALLE DE UCO 2018 ($978) Y MENDEL ROSADÍA 2018 ($750)

CONCLUSIONES: En este flight hubo estilos más clásicos en los dos. El primero algunos lo identificaron con el de Susana Balbo y el segundo con el Mendel. A la mayoría les gusto mucho el Susana Balbo, y lo definieron como un gran vino. A otros el Rosadía no les gusto mucho por su estilo más clásico.C

¿Cuál vas a probar?

Lic. Martín Ignacio Gil

Nota publicada en http://www.ozonodrinks.com.ar

Vinos Biodinámicos y algo más en Córdoba, Finca La Matilde

En la localidad de San Javier, en la provincia de Córdoba se encuentra la Comarca biodinámica La Matilde. Son 60 hectáreas entre viñedos, olivares, una Posada Rural bajo el concepto de bioarquitectura, 70 exclusivos lotes, huerta orgánica & biodinámica, tambo caprino y su propia cabaña de caballos criollos.

Hace unas semanas presentaron en Ozono Drinks sus vinos de la mano del enólogo Matías Michelini y de uno de los propietarios, Pablo Asef, “que junto con amigos de la infancia fundaron este proyecto que se llama Comarca Biodinámica La Matilde hace diez años, y hace dos años que yo estoy acompañándolo con sus vinos, de un viñedo que tienen ahí muy chiquito, de dos hectáreas y media. Es un viñedo que tiene, Malbec, Tannat y Cabernet Sauvignon”, comentó como introducción Matías Michelini.

DSCN4986

Pablo Asef profundizó: “La Matilde nace como un proyecto de familia, de tres amigos de toda la vida, con la intención de salirnos de nuestras ocupaciones habituales que habíamos hecho en forma profesional toda la vida y dedicarnos a la producción orgánica de alimentos. Encontramos en la zona de Traslasierra, Córdoba, en la localidad de San Javier inserta en un valle con mucha cultura de producción orgánica, muchos productores de Buenos Aires migrados hacía allá a hacer determinados emprendimientos orgánicos y allí empezamos en el año 2008 con frutales, olivos, almendros, nogales, los viñedos y una huerta de una hectárea. En total son 20 hectáreas de producción inserta en un proyecto también turístico. Construimos una posada rural con diez habitaciones y restaurante que también está incorporada a la filosofía de la producción orgánica desde el punto de vista que no tiene ningún producto químico ni en su construcción ni en su uso diario, no se utilizan detergentes ni jabones ni lavandinas ni pinturas sintéticas. Estamos en proceso de certificación de hotel verde y en la parte productiva certificamos con Letis, la parte orgánica, y ya hace tres años que somos certificados Deméter”.

Como sistema de producción agrícola, la Biodinámica, filosofía creada por el austríaco Rudolf Steiner (1861-1925), contempla el campo de cultivo como un organismo vivo e incluye una dimensión espiritual en la relación entre el hombre y la tierra. Priman los principios de diversificación, el respeto sobre el medioambiente, el reciclaje, la exclusión de químicos, la producción local, así como el uso de sustancias vegetales, animales y minerales expuestas a ritmos naturales.

Respecto a los vinos, Asef explicó: “Tuvimos una primera vendimia en el 2016, accidentada porque perdimos todo el Malbec y el Cabernet por la llegada de avispas y luego abejas que se comieron la uva y sólo se salvó el Tannat, que las avispas no pudieron atacarlo porque la piel es más gruesa y no la pudieron romper. A partir de ahí nos dimos cuenta que más allá del asesoramiento biodinámico que teníamos de nuestro agrimensor, necesitábamos un enólogo que también tuviera esa comunión con la biodinámica. El enólogo que nos asesoraba en aquel entonces no quería que cosecháramos la uva con menos de 24 grados brix, lo que significa 14,5 grados de alcohol, y esperando eso, perdimos mucha uva”.

sierra-roja-estante

“En el 2016 pudimos hacer un Tannat, que en realidad lo habíamos puesto pensando en un corte, no pensando en hacerlo como varietal, Matías vio como estaba, le gustó mucho y dijo no lo toquemos más, que lo embotellemos como estaba y a partir de ahí nos dimos cuenta de la adaptación que tenía el Tannat en la zona”, agregó Pablo.

Por su parte, Matías Michelini describió: “Cuando llegue a La Matilde me encontré con este viñedo, que son dos hectáreas y media en las cuáles hay un 60% que es Malbec, un 30% que es Tannat y el 10% de Cabernet Sauvignon. Entonces lo primero fue pensar en dos cosas, primero, como hacer un vino de Córdoba con identidad de lugar, porque si hacíamos el esfuerzo de ir desde Valle de Uco a hacer vinos hasta Córdoba, teníamos que darle un sentido. Habíamos probado mucho de los vinos que se estaban haciendo en la provincia en ese momento y encontramos muchos vinos muy bien hechos pero que tenían una mirada muy sobre Mendoza. Tenían una búsqueda de lo que se hace en Mendoza pensando en el éxito comercial, que es el vino maduro, la madera, sea con cheeps o barricas, vinos muy comerciales pero que no me decía nada de lo que era Córdoba como identidad de lugar. Entonces el primer objetivo que nos pusimos era que a través de los años que viniesen empezáramos a trabajar en reconocer cuáles son las características que tienen San Javier y Traslasierra y hacer el vino que se parezca a ese lugar y que no se parezca a ningún otro vino del mundo”.

ESPERANDO LOS VIENTOS 2017

“Este 2017 fue el primer vino que hicimos ahí, en principio hicimos las tres variedades por separado, Malbec, Tannat y Cabernet, las fermentamos por separado para conocer que daba cada cepa, esto fermentó en huevo, los llevamos de Mendoza, no teníamos bodega así que pusimos los huevos de cemento abajo de unos árboles cerquita de la viña así que esta primer cosecha es como que se hizo al aire libre, mejor dicho, se hizo al aire libre y cuando estuvo terminada la fermentación y que habíamos reconocido el potencial de cada variedad nos dimos cuenta, primero, que el Tannat era la que mejor se adaptaba a ese clima de calor, a esa sequía. Es la única variedad que tiene la piel tan gruesa que la avispa y los pájaros no pueden romper, que aguanta un nivel más grande de lluvias. Nos dimos cuenta que en el Tannat había un lugar especial para él, así para el Malbec fue un poco más difícil, su piel era bastante delgada, el calor hacia que la piel fuera más delgada. Teníamos miedo que esa piel se rompiera con las lluvias y que empezará una Botrytis, entonces nos apresuramos un poquito en la cosecha y al final, decidimos hacer el vino de La Matilde, hacer ese vino que la representara, y que el que llegará pida ese vino. Cuál es ese vino, bueno, nos imaginamos que sea el corte masomenos proporcional del viñedo, 60% Malbec, 30% Tannat y 10% de Cabernet Sauvignon. Hizo crianza unos seis meses en los huevos, pasó el invierno y terminando el invierno, justo cuando empezaron los primeros calores de primavera lo embotellamos, es decir, Octubre de 2017”, afirmó el enólogo.

Y añadió: “Queríamos hacer también un vino natural, ecológico, porque todo el campo es ecológico y biodinámico certificado, por ende, no queríamos perder esa conciencia de trabajo sobre lo sustentable, entonces decidimos hacer este vino sin el agregado de levaduras seleccionadas, no hicimos corrección de acidez, no agregamos enzimas extractores de color, no hicimos nada que fuera artificial. Solamente que fuese la fermentación de la uva, agregamos una muy baja dosis de anhídrido sulfuroso por la molienda y después volvimos a agregar un poquito de sulfuroso con el embotellado. Es un vino que en botella tiene unos 28 miligramos por litro de sulfuroso total, mientras que la ley orgánica permite máximo 80 M/L, así que estamos muy por debajo de lo que te exige la ley, obviamente cuanto menos tiene es mejor. Y es muy diferente como se sienten los vinos cuando no hay sulfitos, el sulfito es un conservante, un antioxidante y hace que muchos de los aromas típicos del lugar queden como escondidos. Lo que nos pasa es que estamos tan acostumbrados al anhídrido sulfuroso que no lo sentimos, pero nos está escondiendo muchos de los aromas típicos del lugar”.

MALBEC Y TANNAT MUESTRA DE BARRICAS

“Esto fue una cosecha temprana, teníamos mucho miedo con las avispas y los pájaros, quizás nos excedimos un poco en esta primera experiencia un poco temprano por demás, después dejamos una pequeña parte de Malbec y Tannat que cosechamos diez días después y esos vinos fermentaron también en huevo y todavía hoy están haciendo crianza en barricas. Misma cosecha, mismo viñedos pero 100% Tannat y 100% Malbec. Hicimos cinco barricas de 225 de Malbec, todavía el vino está allí, esto es una muestra. Y el Tannat está en dos barricas nuevas sin tostar de 500 litros”, explicó Michelini.

Y reconoció: “Sabemos que nos va a llevar algunos años interpretar el lugar y realmente hacer el vino que se parezca a la zona. Y con esta primer cosecha, sabiendo que puedo llegar a estos resultados, la cosecha que viene puedo empezar a afinar. De hecho el 2017 cosechamos a fines de enero, el 2018 en la primera semana de febrero y todavía se puede ajustar un poquito más con el punto”.

SIERRA ROJA 2016

“Este fue el primer vino que hizo La Matilde 2016, con la primer uva que dio la viña. Es 100% Tannat. Esto se hizo en una bodega vecina, lo hizo una enóloga de la zona que le habían encomendado que haga el mejor vino posible con esa uva. Pero después de terminado, se lo mantuvo en un tanque de acero inoxidable, sin demasiada intervención. Luego cuando probé este vino, me encanto, porque vi una pureza de un Tannat que nunca me imaginé encontrar en Córdoba, de esa fineza pero con potencia y además amable en boca, teniendo en cuenta que es un Tannat. Este vino fue el que me entusiasmo para sumarme al proyecto. A través de este vino pude ver el potencial que tiene la zona”, afirmó Matías.

DSCN4985

“En 2017 trabajamos un poco más con el viñedo, mejoramos la malla antigranizo y antiavispas. Hoy en día ya tenemos bodega, y es un proyecto que cada año va creciendo”, finalizó Matías Michelini.

panoramica-vinedo

Por Lic. Martín Ignacio Gil

Nota publicada en http://www.ozonodrinks.com.ar

Vinos Naranjos Argentinos

DSCN4958

Con más de 7000 años de historia y surgidos en el territorio de lo que hoy conocemos como Georgia, los vinos naranjos continúan siendo una gran atracción por su rareza tanto para consumidores como para productores y enólogos de todo el mundo. Y Argentina no es la excepción, por eso el martes pasado Ozono Drinks realizó una cata de los vinos naranjos argentinos que se pueden encontrar en el mercado actualmente.

Originalmente los winemakers georgianos, considerados los primeros en la historia, cosechaban sus uvas blancas y las introducían uvas enteras en tinajas de barro enterradas. Luego sellaban estos recipientes “herméticamente” con piedras y una mezcla de miel de abeja y resinas para que se inicie una fermentación espontanea en manos de levaduras indígenas.

Martín Buonsante, quien llevó adelante la cata, explicó que “se hacían los vinos así hasta por desconocimiento puro, se ponían enteros los racimos, nada de realizar el despalillado y tienen esos colores principalmente porque se vinifican con las pieles, suelen hacerse de manera natural, es decir, básicamente se elaboran como si fueran tintos. Los distintos tonos del color van cambiando de acuerdo con el tiempo de crianza, con el tiempo de contacto con el hollejo, o por la variedad”.

“Tienen un perfil que genera polémica, es una vinificación oxidativa, de ahí sus colores anaranjados. Son muy gastronómicos, tienen la acidez de los vinos blancos y la estructura de los tintos. Son vinos con gran potencial de guarda, por su acidez, sus taninos”, remarcó.
El ejercicio de la cata que fue a ciegas en Flights de dos vinos, fue ver entre otras cosas, las distintas tonalidades que presentaron los vinos naranjos, así como sus diferencias en nariz y en boca.

Flight Nº1:
 

DSCN4960

Moscato di Cardenale 2, Finca La Payas, de Santiago Salgado 

Vinificado en tinto. En esta versión la fermentación se realiza en contacto con pieles y semillas a temperaturas típicas de un tinto.

 

PieliHueso, Bodega Pielihueso 

85% Torrontés – 15% Chardonnay de Los Chacayes, Valle de Uco, Mendoza
Viñedos · De 10 años de antigüedad, a 1300 metros sobre el nivel del mar
Fermentación · Con levaduras indígenas en tanque de acero inoxidable. Las uvas fermentaron con sus pieles durante 4 meses, luego, el corte final se trasegó por un lado a un ánfora de cerámica de 400 litros y por otro, a una barrica de 4º uso de roble francés de 225 litros. Unos días antes del fraccionamiento se armó el corte final entre la barrica y el ánfora.

 

 

Flight Nº2:

Doña Paula Chardonnay 2008, Bodega Doña Paula

Martín comentó que “es un vino que no es naranjo, queríamos poner un vino naranja de color pero con la boca con notas a miel y pan tostado, una trampita en la cata a ciegas”.

 

 

Esperando los Bárbaros Blend Blanco 2016, Passionate Wine

“Es un naranjo, en color quizás no tanto, pero en boca tiene tanino. Una barrica de Semillón, una de Moscatel, una de Sauvignon Blanc y una de Torrontés, cada varietal se elaboró por separado, fermentado con pieles, luego se criaron 8 meses en barrica vieja y se hizo el corte final”.

 

 

Flight Nº3:

IMG_20170803_150901

Liveera Malvasia 2017, Bodega Escala Humana Wines 100% Malvasia, de El Zampal, Tupungato, Mendoza

Escala Humana es el proyecto personal de Germán Masera. “Malvassia es la suerte de haber descubierto la primera Malvassia de Argentina con lo cuál para mí empezó como un juego y hoy es una realidad y tengo la responsabilidad de mejorar. Siempre soñé con la posibilidad de hacer blancos con estructura que abrieran un poco el juego a la gastronomía y esa fue un poco la decisión de hacer la Malvassia como un vino naranjo que fermenta con las pieles por una maceración de 60 días, esta todo despalillado, fermenta en un huevo de hormigón. Y en esos 60 días prácticamente no le hago nada, nada de estracción, sólo mojado de sombreros y después una vez que lo prenso pasa ocho meses en barricas usadas y antes de ir a la botella no lo filtro para que llegue de la manera más pura y más honesta a la botella”.

Alma Negra Orange, Ernesto Catena Vineyard 

Es un vino cuyos cortes jamás serán develados. Realizan una cofermentación de blancas y tintas en barriles junto a los hollejos blancos durante 9 meses. Luego se prensa y el vino vuelve a la barrica hasta alcanzar la oxidación y color naranjo que el estilo demanda.

 

 

Flight Nº4:

Vía Revolucionaria Gewurstraminer 2015, Passionate Wine 

“Está vinificado como tinto, la uva se cosecha madura porque el Gewurstraminer necesita muchos días de sol para que madure bien, pero se produce como si fuera un malbec. Fermenta en vines de plástico, son microvinificaciones, con pisoneo manual todos los días, 3 o 4 pisoneos por día, la temperatura de fermentación esta entre los 22 y 25 grados, como si fuera un tinto. Después de la fermentación, tiene por lo menos 60 días de maceración con las pieles y las semillas, después va al prensado, y hace crianza un año en barricas viejas de ocho o nueve años antes de embotellarlo”.

 

 

Vía Revolucionaria Pink Panther 2017, Passionate Wine 

“Es un vino naranjo pero de uva rosada, es de Moscatel Rosado”.
Su enólogo es Matías Michelini. 100% Moscatel – Elaborado con pieles de Tupungato, Valle de Uco, Mendoza. Permanece 10 meses en barricas de roble francés antiguas.

 

 

Flight Nº5:

2Km Chardonnay Naranjo 2016, Finca Beth 

100% Chardonnay, de Paraje Altamira, Valle de Uco, Mendoza
Permanece 14 meses en barrica de 225 litros y su Enólogo es Matías Michelini

 

 

 

IMG_20180612_204144

Roca Madre de Juanfa Suarez

Juanfa describió: “Es un chardonnay de Altamira fermentado 20 días, no es naranja, es dorado. Cuando término de fermentar lo descube, está hecho a mano. Abrí unas barricas las llene de uvas con algo de raspón también, las tape y las hice roll fermented, sobre unas vigas en el piso. Después de los 20 días, lo junte, lo prensé y llene dos barricas viejas. Es un vino natural de verdad. Tiene mucho tanino”.

 

Flight Nº6:

Vía Revolucionaria Piel 2015 y 2016, Passionate Wine

Martín Buonsante contó: “Piel 2015 y 2016, en boca son más parecidos que en nariz. Esto no es vino con pieles, sino pieles con vino. Acá Matías junta las pieles del Agua de Roca. De un huevo de pieles, salen masomenos 600 botellas nada más. Prensa muy poco la uva para hacer agua de roca, y lo que queda, las pieles con el poco de pulpa lo mete a fermentar solo y después lo prensa y lo embotella. Tiene esa carga tanica importante porque tiene mucho más proporción de pieles que de pulpa.

 

 

Vía Revolucionaria Torrontés Brutal 2016 y 2013, Passionate Wine

“Proviene de un viñedo implantado en Tupungato a 1100 m.s.n.m. Su color es muy particular, naranja, por ser fermentado con piel y semillas como si fuera un tinto, pero con uvas torrontés”, describió Matías Michelini.

 

 

-Minientrevista con el Enólogo Matías Michelini, el primero que se animó a producir vinos naranjos en Argentina y en consecuencia se convirtió en uno de los referentes en la materia.

¿Qué es un vino Naranjo?
Matías: “Es un vino elaborado a partir de uvas blancas pero fermentadas como tintas, con su piel y semillas, con remontajes y maceración larga”.

¿Cómo se te ocurrió hacer ese primer brutal en 2011?
Matías: “Quería hacer un vino blanco para comer con bife de chorizo, salió un naranjo”.

Después de 7 cosechas, ¿como ves su desarrollo?
Matías: “En el 2011 fue el primero de Argentina, ya hay varios que siguieron la corriente, esto me hace pensar que va bien, que estamos preparados para vinos no convencionales y eso me pone feliz”.

¿Qué cambios notaste del primero al último que hiciste?
Matías: “Las diferencias están en las añadas climáticas, son vinos que muestran mucho lo qué pasa con el clima. Si debo decir que el primero fue el más brutal de todos, luego uno se entusiasma y empieza a querer perfeccionar y en eso hay algo de error ya que queremos siempre llevar al vino a un mejor lugar de perfección”.

¿Cómo elegís el varietal para hacerlo?
Matías: “El Torrontés es una variedad autóctona argentina, suficiente para mostrar un cambio, una revolución”.

¿Cuál es su maridaje perfecto?
Matías: “Mollejas a la parrilla o bife de chorizo”

 

Por Lic. Martín Ignacio Gil

Nota publicada en http://www.ozonodrinks.com.ar

La Ciudad del Vino: Herederos del Marqués de Riscal

De camino de San Sebastián a Madrid se encuentra una de las ciudades más importantes de España, la Ciudad del Vino. Así se llama el complejo que creó la prestigiosa bodega Herederos del Marqués de Riscal en el pueblo de Elciego al sur de Rioja Alavesa, la zona más meridional de la provincia de Álava en pleno corazón de la región vitivinícola de Rioja.

Hablar de Marqués de Riscal, es hablar un poco de la historia de los vinos de España. Fundada en 1858, es una de las bodegas españolas más reconocidas a nivel mundial. Cita obligada para los amantes del vino que anden por el viejo mundo. Blend equilibrado de tradición, modernismo, diseño, vanguardia  y por supuesto, excelentes vinos.

Los meses de verano son la mejor época para visitarla, es decir, Junio, Julio y Agosto, ya que si bien es una zona calurosa, es especial, porque las vides están en la etapa de envero previa a la vendimia dibujando un paisaje único y digno de apreciar.

Las sierras y la seca son el paisaje que enmarca el paso de pueblo en pueblo medieval riojano hasta llegar a Elciego, villa que data del año 1067 y que al recorrerla a través de sus angostas calles hasta llegar a la bodega, es inevitable la sensación de que el tiempo se detiene.

 

La Ciudad del Vino inaugurada por el Rey Juan Carlos I en el 2006, está compuesta por la antigua bodega de Marqués de Riscal que data del año 1858, siendo una de las más antiguas de Rioja, pero lo que verdaderamente provoca un impacto visual es el Hotel Marqués de Riscal, una joya arquitectónica mundial diseñada por el arquitecto canadiense, Frank O. Gehry. Una obra llena de formas y pliegues que van en perfecta sintonía con el paisaje de la zona, y fundida con los colores de Marqués de Riscal: rosa, como el vino tinto; oro, como la malla que recubre las botellas; y plata, como su cápsula.

Además, posee dos exclusivos restaurantes asesorados por el chef riojano, Francis Paniego. Por un lado, el restaurante 1860 Tradición, que como su nombre lo indica, basa su oferta culinaria en recetas antiguas y productos de la zona de Rioja, y por otro lado, el restaurante Marqués de Riscal que tiene una estrella Michelin en su haber y ofrece una experiencia gastronómica de vanguardia.

IMG_20170623_141644

En el interior de la bodega original se encuentra La Catedral, una colección única compuesta por botellas de todas las añadas producidas por la bodega desde la primera de 1862, hasta nuestros días. “Hablar de la Catedral es hablar de la historia viva de Vinos de los Herederos del Marqués de Riscal y de los vinos de Rioja”, comentó Ramón Puche, Responsable del Departamento de Comunicación y Marketing de Herederos del Marqués de Riscal.

El recorrido a la Ciudad del Vino comienza en los viñedos, en total la bodega tiene 1500 hectáreas repartidas entre Elciego y pueblos limítrofes como Leza, Laguardia o Villabuena, de las cuáles, 500  son propias y 985 de viñedos controlados. El varietal que predomina en la zona de Rioja y por supuesto en la bodega es el Tempranillo, seguido por la Graciano, la Cabernet Sauvignon y la Mazuelo. La Tempranillo es de ciclo corto y cultivo delicado, la Graciano es una variedad tardía de ciclo largo, vigorosa y productiva, la Mazuelo, minoritaria y en desaparición, es tardía y rústica; y la Cabernet Sauvignon cultivada desde 1858, año de la fundación, es de ciclo largo, buena complejidad y marcado carácter varietal.

Los suelos son pobres, procedentes de las diferentes terrazas del río Ebro, y son de tipo arcillo calcáreo, perfecto para el desarrollo de la Vitis vinifera, nombre científico de la vid. Esta subzona de Rioja Alavesa se ha caracterizado tradicionalmente por producir vinos con una buena capacidad de envejecimiento, gracias a unos mostos de acidez marcada y buena estructura tánica.

Luego de los viñedos, el recorrido continúa en la bodega, en donde allí se puede apreciar esa fusión de tradición y modernismo. Entre los toneles, los fudres, los tanques de acero inoxidable y las despalilladoras, hubo una máquina que más llamó la atención a los presentes y fue una selectora óptica de granos, que reemplaza a la tradicional mesa de selección, en la que las bayas circulan por una cinta y automáticamente la maquina va separando con aire las defectuosas, inmaduras, reventadas, cuerpos extraños o restos de vegetales según los parámetros que dispongan, a una velocidad y capacidad extraordinaria, digna de una bodega tradicional pero adaptada a las ventajas tecnológicas de la actualidad.

IMG_20170623_141437

Tras recorrer la sala de embotellado y etiquetado, etapas que también están mecanizadas, nos encontramos con las inmensas salas de guarda y crianza, y en una de ellas, con la sala especial de Cosecha Real, una selección de barricas guardadas sólo para el consumo del Rey Juan Carlos I.

Llega el fin de la visita y con ella el momento de degustar dos de los más reconocidos exponentes a nivel mundial de la bodega, el Rueda Verdejo, de uvas que provienen de los viñedos que poseen en D.O. Rueda, son 230 hectáreas propias en las que tienen plantados Verdejo y Sauvignon Blanc; y el D.O. Rioja Reserva 2013, formado en mayor porcentaje por Tempranillo, con algo de Graciano y Mazuelo, todos varietales de la D.O. Rioja.

Breve Historia 

Herederos del Marqués de Riscal, Denominación de Origen Calificada Rioja – Elciego (Álava)

En 1858 comienza la construcción de la primera bodega, el incremento de la producción de vino motiva la ampliación de las instalaciones en 1883. A ésta le seguirán las de 1968 y 2000.

En 1895 Marqués de Riscal es el primer vino no francés que consigue el Diploma de Honor de la Exposición de Burdeos.

En 1972 se da la producción de los primeros vinos blancos de Marqués de Riscal en Rueda.

En 1980 son impulsores de la creación de la Denominación de Origen Rueda.

En 1995 Marqués de Riscal implanta la primera mesa de selección de uva en Rioja.

En 2006 el Rey Juan Carlos I inaugura la Ciudad del Vino.

En 2010 Marqués de Riscal compra a Pernod Ricard la marca de vino, con D.O.Ca. Rioja, Marqués de Arienzo. Se comienza a producir vinos de crianza y jóvenes.

En 2011 Marqués de Riscal es elegida como una de las 10 marcas de vino más admiradas del mundo (Drinks International) y el Restaurante Marqués de Riscal recibe su primera Estrella Michelín.

En 2013 es nombrada Mejor Bodega Europea por la prestigiosa revista Wine Enthusiast.

Hotel Marqués de Riscal, A Luxury Collection Hotel 

IMG_20170623_132440

Administrado por la cadena Marriot International, el Hotel Marqués de Riscal, A Luxury Collection Hotel es el reflejo de la innovación y rupturismo de Marqués de Riscal. El famoso arquitecto canadiense Frank O. Gehry, creó una obra vanguardista que despierta emociones fusionándose perfectamente con el paisaje de Rioja. “Una criatura maravillosa, con el pelo volando en todas direcciones, que se lanza sobre los viñedos”, la definió.

Al igual que el Museo Guggenheim de Bilbao, el edificio está recubierto de titanio, pero con los colores representativos de Marqués de Riscal: rosa, como el vino tinto, oro, como la malla de las botellas de Riscal, y plata, como sus cápsulas.

Los viñedos de estas tierras de la Rioja alavesa, las antiguas bodegas de Marqués de Riscal con su extensa tradición y por supuesto sus vinos, han inspirado a Gehry para dar lugar a una obra sin precedentes en el mundo de la arquitectura de bodegas.

El hotel cuenta con 43 lujosas habitaciones, de las cuales 10 son suites, distribuidas en dos edificios unidos por una espectacular pasarela y de vistas inigualables. Además cuenta con dos restaurantes, una vinoteca y un spa de Vinoterapia.

 

Por Martín Ignacio Gil 

-Nota publicada en la revista Elixir de Baco Club de Junio.

Los 17 vinos “perlas” argentinos del 2017 que deberían probar en el 2018

El 2017 ya terminó y eso conlleva hacer un balance de los mejores vinos tomados durante el año pasado, tanto en catas profesionales, como en reuniones de amigos, como así también en la radio, en el programa “Vinos Al Sur”. Al igual que el año pasado les presento, no sólo algunos de los mejores vinos del 2017, sino aquellas “perlas” poco conocidas para el consumidor común y que les recomiendo que prueben, ya sea porque las hacen bodegas chicas o boutique, o porque son de pequeñas producciones, o bien, porque es única su vinificación. Además, estuve por Europa a mitad de año, así que también van algunas perlitas que tomé por allá.

Arranquemos con los blancos:

DB_uDNgXkAAOefe

Gewurstraminer (Chaman Wines)

Luis Reginato explicó: “El Gewurstraminer es de un viñedo que esta en Chacayes, cosecho las uvas temprano para terminar con un vino de 12% de alcohol y muy rica acidez, muy fresco, muy directo en la boca que hace un final bien largo y es un Gewurstraminer seco. Luego de cosechar, dejo las uvas en maceración con los hollejos durante unas horas y luego lo prenso, va a una pileta de cemento, fermenta, durante tres meses lo dejo con las borras para que vaya tomando volumen en boca y luego hago un trasiego a otra pileta de cemento y lo dejo un año añejando”.

IMG_20171119_223824

Riesling (Bodega Luigi Bosca)

Amarillo dorado, una nariz de fruta blanca y algo floral, jazmines. En boca, muy fresco, frutal con algunas notas florales y minerales. Rico, rico, especial para Sushi o algún Ceviche. Definitivamente el mejor Riesling de la Argentina, por calidad y por precio.

Si quieren ver la cata en vivo del Riesling en “Vinos Al Sur” este es el link: http://www.facebook.com/VinosAlSur1/videos/485273218512054/

IMG_20170815_214437

Plop Semillón de Manuel Michelini 

Un vino muy “piletero”, especial para el verano. Manuel describe que “son viñas que se plantaron en el 1900, tienen 117 años, y son viñas que dan un racimo por planta, mucha concentración en cada uno, lo que hace que también se concentre acidez y polifenoles, cuando lo cosechamos, con mucho cuidado, porque al ser un racimo por planta, no podíamos darnos el lujo de perder alguno. Se prensa, y se divide en dos la vinificación, una se hace como tinto con pieles y remontajes y la otra parte, como si fuera un blanco totalmente limpio, fermentan por separado, luego se juntan y ahí se hace el corte final que va a la botella”.

DSCN4875

Montesco Agua de Roca 2016 (Passionate Wine)

De los mejores blancos que hace el crack de Matias Michelini y con mucho potencial de guarda, estos Agua de Roca van mejorando con el tiempo, y este 2016 cada vez va a estar mejor con el paso de los años en botella. Un amarillo verdoso se suma a la nariz fresca y mineral que tiene. La boca muy fresca, mineral y ácida de pomelo blanco que lo hace especial para pescado.

IMG_20170803_150901

Livverá Malvassia 2016 (Escala Humana Wines)

El Enólogo y creador, Germán Masera comentó: “Escala Humana es mi proyecto personal, Malvassia es la suerte de haber descubierto la primera Malvassia de Argentina con lo cuál para mí empezó como un juego y hoy es una realidad y tengo la responsabilidad de mejorar. Siempre soñé con la posibilidad de hacer blancos con estructura que abrieran un poco el juego a la gastronomía y esa fue un poco la decisión de hacer la Malvassia como un vino naranjo que fermenta con las pieles por una maceración de 60 días, esta todo despalillado, fermenta en un huevo de hormigón. Y en esos 60 días prácticamente no le hago nada, nada de extracción, sólo mojado de sombreros y después una vez que lo prenso pasa ocho meses en barricas usadas y antes de ir a la botella no lo filtro para que llegue de la manera más pura y más honesta a la botella”.

IMG_20171122_173910-0

Fiano 2015 (Bodega Caelum)

Es un vino 100% de varietal Fiano de la zona de Agrelo en Luján de Cuyo, Mendoza. Viñedos jóvenes plantados en 2009 en espaldero y su enólogo es Giuseppe Franceschini. Fermenta en barricas nuevas de roble francés de 600 litros. Es un vino dorado, con una nariz muy floral, flores blancas y algo de fruta. En boca es frutal y seco, persistente, lo que lo hace muy bueno para maridar con carnes blancas. Recomendable tomarlo entre 15º y 17º.

Ahora, es el turno de los tintos:

IMG_20170803_125013

Obstinado Pinot Noir (Morelli Wines) 

Su enólogo Cristian Morelli explicó: “Un 60% proviene de la zona de Gualtallary, el otro 40% es de una finca de los arboles. Fermentaron por separado los dos e hice el corte posteriormente y luego paso a barrica de 4º y 5º uso pero en este caso tuvo 24 meses de barrica y luego botella. El color que tiene lo atribuyo al clon de la variedad, en este caso finca de Los Arboles, que como estaba medio abandonada la uva y el hecho de no tener mucha carga, y poca agua, concentro más y de ahí el color”.

IMG_20171214_231558

Finca Las Nubes Malbec 2015 (José Luis Mounier)

Gran RPC, vino de mercado. Muy rico malbec del NOA de una gran bodega boutique de José Luis Mounier. De la zona de El Divisadero, Alto Valle de Cafayate, Salta. Si nunca tomaron un vino del NOA, este es una muy buena opción para empezar.

IMG_20170804_123920

El Relator Cabernet Franc 2015 (Pepe Reginato y Flaco Gabrieli, El Relator Wines)

Otro gran RPC, en este caso de vinoteca y de la zona de La Consulta, Mendoza. Muy rico Franc del proyecto El Relator de Pepe Reginato y el “flaco” Gabrieli. En vista, un bordo con tonalidades violáceas, la nariz, una fruta roja fresca que impacta con algunas notas herbáceas y en boca, fruta roja madura, un poco de pimienta y algo herbáceo.

IMG_20170810_151330

Domados Wines Reserva Blend de Cabernet Sauvignon y Franc 2014 (Domados Wines)

Este es uno de los vinos que conocí y me sorprendió gracias a “Vinos Al Sur”. Muy rico blend de cabernet de la bodega boutique mendocina, Domados Wines. De intenso color rojo rubí, una nariz frutal y herbácea, y una boca redonda, de fruta madura, especiado con el típico pimiento o pirazina.

Si quieren ver la cata en vivo del Domados Wines, este es el link: https://www.facebook.com/VinosAlSur1/videos/461525170886859/

IMG_20171114_210557

Altar Uco Blend Tinto 2014 (Juan Pablo Michelini)

Este es uno de los vinos del nuevo proyecto de Juampi Michelini, un blend que tiene 35% Malbec, 35% Cabernet Franc y 30% Merlot. De la zona de Gualtallary, 12 meses en barricas de roble francés, 12 meses en ánfora y 12 meses en botella. “Vinos de Quietud” es como define Juan Pablo a su proyecto personal. “Es toda mi experiencia invertida en hacer los vinos como a mi me gustan y emocionan, de la mejor manera posible, y con todas las ganas de que algún día lleguen a ser los mejores”, afirmó.

En vista un rojo con tonalidades bordo, nariz herbácea, de eucalipto y fruta fresca y la boca, mucha fruta roja fresca con algunas notas herbáceas.

IMG_20171019_210336

Entrevero Blue Moustaches 2013 (Entrevero Wines)

Este es uno de los vinos que conocí y que más me gusto en la primera edición de la Feria de Productores Amigos, y a raíz de ello, lo catamos en vivo después en “Vinos Al Sur”. Es un blend de Cabernet Sauvignon y Malbec de la Zona Agrelo realizado por el Ingeniero Agrónomo, Matías Prieto. Fruta madura, herbáceo y algo salitroso, muy rico vino de la “vieja escuela”.

Si quieren ver la cata en vivo del Entrevero Blue Moustaches, este es el link: https://www.facebook.com/VinosAlSur1/videos/487898534916189/

IMG_20170908_093512

Salentein Single Vineyard Pinot Noir 2011 Plot Nº1 (Bodega Salentein)

Otro de los vinos catados en “Vinos Al Sur” y que no conocía. 100% Pinot Noir de Valle de Uco elaborado por José “Pepe” Galante. Elegancia, frescura, potencia y equilibrio son las palabras que definen a este vino. Fruta, herbacidad, especiado con algunos toques minerales es con lo que se van a encontrar en su copa.

Si quieren ver la cata en vivo del Salentein Pinot Noir, este es el link: https://www.facebook.com/VinosAlSur1/videos/474614116244631/

IMG_20171026_130509

Enzo Bianchi Gran Cru 2011 (Bodega Casa Bianchi)

Tremendo vino de la tradicional bodega Casa Bianchi, que también catamos en la radio, un clásico de la vitivinicultura Argentina que no pasa de moda. Este 2011 está en la cresta de la ola, si tienen esa añada ya está para disfrutarla. Es un blend de Cabernet Sauvignon con un poco de Malbec y Merlot. Fruta madura, herbáceo, algo especiado, equilibrado y potente.

Si quieren ver la cata en vivo del Enzo Bianchi, este es el link: https://www.facebook.com/VinosAlSur1/videos/490616577977718/

17499325_393266824379361_2105122990284738565_n

Las Notas de Jean Claude 2012 (Bodega Tapíz)

Uno de los grandes vinos que catamos en Vinos Al Sur y el mejor Merlot que he probado hasta el día de hoy sin dudas. Su creador es el reconocido enólogo francés, Jean Claude Berrrouet, proviene de la zona de San Pablo, Valle de Uco y su composición varietal es 91% Merlot, 3.5% Petit Verdot, 3.0% Cabernet Sauvignon y 2.5% Cabernet Franc. En vista un bordo bien oscuro, en nariz herbacidad, frutos rojos frescos y muy especiado, una boca muy equilibrada, elegante, sabrosa, masticable y un final muy largo.

Si quieren ver la cata en vivo de Las Notas de Jean Claude, este es el link: https://www.facebook.com/VinosAlSur1/videos/393319427707434/

IMG_20170503_164031

PerSe Francesa 2014 (David Bonomi y Edgardo Del Popolo)

Otro de los grandes vinos que cate durante el 2017. David Bonomi y Edgardo Del Popolo hacen con los PerSe, (además del Francesa, están el Jubileus y La Craie) vinos que compiten de igual a igual con los grandes vinos del mundo y de la historia de la viticultura mundial. “El Francesa es un Field Blend de Malbec, Cabernet Franc y Merlot, sin proporción, las uvas provienen de una parcela del viñedo plantado en Los Chacayes, al Oeste de Vista Flores en el Valle de Uco, en donde hay un mix de suelo coluvio-aluvional y un paisaje agreste muy natural, casi salvaje. Las uvas se cosecharon manualmente a principios de Abril y se transportaron en bins. Se despalillaron y fermentaron sin inoculación de levaduras, en bins de 300 kilos. Se realizo un pisón diario y una maceración total de 25 días. El vino tuvo una crianza de 16 meses en barriles francesas antiguos. Se embotello sin filtrar”, explicó Ingeniero Agrónomo, Edgardo Del Popolo.

Si quieren ver la cata en vivo del PerSe Francesa, este es el link: https://www.facebook.com/VinosAlSur1/videos/414630985576278/

22045736_480017995704243_8649485322083881414_n

Noemia Malbec 2014 (Bodega Noemia)

Si uno quiere entender que sabor tiene un Malbec de la Patagonia, este vino lo demuestra. Uno de los vinos top catados en vivo en “Vinos Al Sur”. Maravilloso ejemplar creado por Hans Vinding Dears que expresa todo el terroir patagónico en cada copa. Proviene del Valle del Rio Negro, viñedos orgánicos y biodinámicos con una crianza de 20 meses en barricas nuevas de roble francés. Las notas, en vista un bordo violáceo, nariz elegante de fruta madura, algo vegetal y una boca equilibrada, refinada, con fruta madura pero con toques herbáceos y florales.

Si quieren ver la cata en vivo del Noemia Malbec 2014, este es el link: https://www.facebook.com/VinosAlSur1/videos/479946669044709/

Bonus Track Internacional

 

-Bacchus 2015, de Bodega Denbies, Londres, Inglaterra.

Bacchus es una uva blanca autóctono de la zona, sus notas me recordaron a los Sauvignon Blanc del NOA.

-Lidl Brunello di Montalcino 2010, Italia.

Un Brunello di Montalcino de 25 euros. Gran RPC, Típicas notas a frutas rojas frescas con algo de complejidad.

-Verdejo 2016, de Herederos del Marques de Riscal, Rueda, España.

Muy rico, fresco, frutado, cítrico con algo de herbacidad.

-Riesling 2016, Peter & Peter, Mosel, Alemania.

Fruta fresca, acídez marcada, perfecto para comida especiada.

-Pinot Noir 2015, Jürgen Von Der Mark, Weinland Baden, Alemania.

Sorpresa total, muy bueno este Pinot, herbáceo con algo de fruta madura. 

-Shiraz 2015, The Hedonist, McLaren Vale, Australia.

Típico Shiraz australiano, fresco, frutado, algo mineral y muy fácil de tomar.

-San Forte 2016, de la Bodega Biodinámica Cosimo Maria Masini, Toscana, Italia. 

San Forte es una uva tinta autóctona de la Toscana que generalmente se usa en cortes, pero la bodega lo sacó como varietal. Fruta madura, herbacidad con toques especiados, perfecto para los ricos embutidos italianos.

 

Por Lic. Martín Ignacio Gil

 

 

Los elegidos de la Mega Degustación Anual de Ozono Drinks 2017

IMG_20170803_114605Un año más y como ya es costumbre, los chicos de la vinoteca OzonoDrinks realizaron su Mega Degustación Anual en JA!, en la que productores, enólogos, consumidores y periodistas se reúniron para intercambiar opiniones y experiencias sobre las más de 120 etiquetas que había para degustar entre nuevas añadas y lanzamientos. Además, como novedad hubo varios seminarios brindados por distintos enólogos, entre ellos Matías Michelini y Luis Reginato.

Estos son mis elegidos de la Mega Degustación explicadas por sus creadores y algunas novedades…

IMG_20170803_123145

El Objeto Imposible Nº27 (Pol Opuesto) de Pol Adness

“Este es el objeto  imposible Nº 27, tres barriles de Chardonnay de mi proyecto personal Pol Opuesto, es un vino que hice en 2015 de un viñedo de Los Arboles, Tunuyan, a 1600 metros. Coseche el mismo día pero luego en la bodega lo separe en tres partes, lo vinifíque en tres maneras distintas, una con maceración con la piel de un año entero, otra parte hizo crianza bajo flor después de prensarlo directo y fermentado en la barrica, era una flor muy parecido a las de jerez que daba notas similares, y la tercera parte fue simplemente prensado directo, fermentado en barrica que siempre dejaba llena, una crianza muy reductiva. Entonces obtuve un vino con mucho tanino de la parte de maceración, un vino con una boca y una nariz de locura, la parte con flor, y un vino muy mineral de la tercera parte. Así dos años de crianza separados y los junte para el embotellado y ocho meses en botella para que se integraran bien los tres vinos, entonces, básicamente tenes tres vinos en uno, pero todo viene del mismo terroir y de la misma uva”.

IMG_20170803_121546

A los Viñateros Bravos de Leo Erazo Lynch

La sommelier Elizabeth Chiderski que representaba a la bodega explicó: “Estamos en la región de Itata, al suroeste de Chile, lo que busca el enólogo es una viticultura sin intervención y reflejar bien lo que tiene el perfil de suelo para contar. En el caso de los Viñateros Bravos, estamos en un perfil de suelo volcánico, con una nota que nos recuerda a la pólvora y en el caso de Rogue Wines, su perfil de suelo es granítico, la nota característica es la salina o iodada. En los viñateros bravos tenemos un vino 100% uva país, es un vino bien franco que lo que se va a encontrar es fruta y frescura y una acidez bien marcada y vinos super bebibles”. (Ver nota Cata Bodega Altos Las Hormigas y Proyecto Revolver y Viñateros por el Winemaker Leonardo Erazo Lynch)

“Rogue vines, busca reflejar la identidad del lugar, estamos hablando de un sitio con más de 300 años de historia de viticultura. Es a secano, ya que tenemos 800 mm de lluvia, así que no se necesita ningún tipo de riego. El método de conducción de la viña en por baso, así el racimo de uva está mucho más protegido, es una región con clima fresco”, concluyó.

IMG_20170803_125013

Obstinado Pinot Noir de Cristian Morelli (Novedad)

“Un 60% proviene de la zona de Gualtallary, el otro 40% es de una finca de los arboles. Fermentaron por separado los dos e hice el corte posteriormente y luego paso a barrica de 4º y 5º uso pero en este caso tuvo 24 meses de barrica y luego botella. El color que tiene lo atribuyo al clon de la variedad, en este caso finca de Los Arboles, que como estaba medio abandonada la uva y el hecho de no tener mucha carga, y poca agua, concentro más y de ahí el color”.

IMG_20170803_125005

 

Refran Cabernet Franc 2015

“Refran 2015 proviene de la zona de Altamira, se vinifíca despalillando un porcentaje de uva, el otro 20% se le agrega un poco de raspón, durante la fermentación solo se moja el sombrero y algún pizón en el día. Ni bien termina la fermentación alcohólica, procedo al descube, separo las pieles, dejo un par de días precipitar las borras gruesas y va a criarse en barricas de 4º y 5º uso donde tienen entre un 40% de barrica americana y el resto francesa. Tiene 14 meses de crianza en barrica hasta el embotellado”.

IMG_20170815_214437

Plop Semillón de Manuel Michelini (Novedad)

“Son viñas que se plantaron en el 1900, tienen 117 años, y son viñas que dan un racimo por planta, mucha concentración en cada uno, lo que hace que también se concentre acidez y polifenoles, cuando lo cosechamos, con mucho cuidado, porque al ser un racimo por planta, no podíamos darnos el lujo de perder alguno. Se prensa, y se divide en dos la vinificación, una se hace como tinto con pieles y remontajes y la otra parte, como si fuera un blanco totalmente limpio, fermentan por separado, luego se juntan y ahí se hace el corte final que va a la botella”.

IMG_20170803_131349

Superlógico (Gen del Alma) de Andrea Mufato y Gerardo Michelini

Manu Michelini comentó: “La historia es encontrar lo Superlógico de cada añada. Nosotros llegamos a la bodega, y un montón de vecinos empezaron a venir y a ofrecernos la uva que tenían ellos en su viñedo. Y nos encontramos que había Malbec, Cabernet Sauvignon, tenían Semillón, tenían Malvassia, un montón de variedades de plantas viejiimas y viñas que necesitaban cuidado. Entonces dijimos, todas esas uvas del barrio, de los vecinos, van a ir a una misma pileta para fermentar. Entonces, venía una persona con Malbec y los tirábamos a la pileta, luego venía otra con Cabernet y mientras el Malbec ya había empezado a fermentar, le tirábamos el Cabernet arriba, y así con todas las uvas”.

“Nos lo venían a ofrecer porque como Tupungato es un pueblo, y su uva es su vida, les cuesta dársela a desconocidos, entonces a nosotros como eramos gente conocida de ahí, nos brindaron su apoyo y su confianza para que les hagamos el vino. La idea es como darle una devolución al barrio que nos recibió ahí en el Peral”, agregó.

 

20180672_818182715013186_7692269650993741824_n

Crua Chan San José de Gen del Alma (Novedad)

Gerardo Michelini describió: “Crua Chan San José, en la vendimia 2016 encontré un viñedo especial por varias cuestiones, una era la edad, tiene 80 años y la configuración de la variedades que tiene, la mayoría es lo que llamamos uva francesa, que es el primer clon de Malbec previo a toda la tecnificación de la búsqueda de los clones ideales, entonces ahí hay el Malbec que tomaban nuestros abuelos y que no era Malbec, era la uva francesa, entonces dentro de esa configuración, hay un poco de criolla, un poco de Syrah, de Cabernet, entonces es un field blend, un blend de campo distinto”.

“Los SuperUco todos tienen la misma idea de vinificación, fermentan en una barricas que tienen una especie de rueda, que se llaman Roll Fermentol que giran entonces permiten que la uva se vaya prensando por sí misma, para tener una extracción más suave y después quedan en esos roll por 4, 5 o 6 meses con la piel, después va a unas barricas muy especiales, que se llaman T5 que son unas barrica que no se consiguen fácilmente en el mundo, tienen 4 años de secado, una fórmula especial, que lo único que entregan es elegancia, con un tostado casi ínfimo. Las hace una tonelería que se llama Taranzo, y ellos deciden, y no es una cuestión de precios, sino de proyectos que bodegas en el mundo las van a tener, y en Argentina sólo las tenemos nosotros, lo que significa un honor. Toda la línea SuperUco y Genitori hacen la crianza en esas barricas”.

“Fratello es el Syrah, el Sorela un Cabernet Franc, el Figlio que es Cabernet Sauvignon, el SuperUco Gualta es Malbec- Cabernet Franc cofermentados y en promedio queda un 70%-30% y el Genitori Gualta, siempre es Malbec- Cabernet Franc, es el vino emblemático de la bodega, es como la búsqueda de la perfección, de ese vino se derraman los SuperUco. Todos los hacemos pensando en el Genitori”, finalizó.

Crítica Culinaria: Abrasado (Bodega Toneles, Mendoza, Argentina)

DSCN4666

Del último viaje a Mendoza que describí en la nota Mendoza y Chile: Especial Gastronomía Celíaca me había quedado en el tintero, y porque valía la pena hacer una nota aparte, Abrasado, el restaurante de la Bodega Toneles. Y bien digo que merecía una nota aparte, porque este lugar con una mezcla de estilo campero e industrial, cuyo signo distintivo son las carnes maduradas en seco, y que se pueden apreciar a simple vista en la gran cámara refrigerada que vigila el salón, resultó ser el mejor restaurante de bodega que conozco tanto por su propuesta enogastronómica, porque es Apta para Celíacos, y por su precio, dado que es muy inferior con respecto a lo que suelen cobrar en otros lugares de Argentina para acceder a este tipo de carnes, quizás la razón sea, que son productores directos de su materia prima con Carnes Millán.

Imprimir

Pero no sólo para mí es el mejor restaurante de bodega sino también para Great Wine Capitals que en los Best of Mendoza´s Wine Tourism 2017 le otorgaron el Premio de Oro por su Distinción a la Excelencia e Innovación en el Turismo del Vino.

A continuación contaré mi experiencia en Abrasado, pero antes, para los que no sepan de que hablo cuando digo carne madurada en seco, me refiero a los cortes de carne vacuna, (en este caso, T-Bone Steak, Bife de Chorizo y Ojo de bife con hueso), que se almacenan en un sistema de refrigeración personalizado bajo estricto control de temperatura (1-3 °C), humedad (50-70%) y flujo de aire. Todos los cortes elegidos para la maduración en seco permanecen entre 0 y 30 días, lo que genera mayor sabor ya que este proceso natural con el tiempo disminuye la humedad propia de la carne concentrando su sabor, y mayor textura, dado que gracias a la acción de las enzimas que desprenden los tejidos del músculo se logra una carne mucho más tierna.

DSCN4625

La visita comenzó ya con el servicio que nos esperaba en la mesa, una canasta con variedad de panes y grisines caseros, manteca con hierbas frescas, variedad de sales marinas (Al curry, leche de tigre, ahumada y al malbec), aceite de oliva Laur, de la premiada Olivícola Laur de la localidad de Maipú y el Aceto Balsámico Millán, ambos productos propiedad de los mismos dueños de la bodega, la familia Millán. Además respecto al Aceto, son uno de los pocos establecimientos que tienen la certificación de Modena para realizarlo.

DSCN4626

El menú elegido fue el de cinco pasos con maridaje de sus vinos de las distintas líneas de Mosquita Muerta Wines, Los Toneles, Very Wines y Fuego Blanco, es decir, que en la propuesta vino no falta y comida tampoco. Además, es Apto para Celíacos, ya que algunos platos del menú son libres de gluten y se pueden adaptar sobre los distintos pasos.

Para abrir boca, nos trajeron una Tempura de calamar y un Ceviche de pescado blanco, un bocado fresco de sabores.

1º Paso: Salmón con remolacha en un punto menos de Gravlax, palta y flores, con aliño citrico de mango y ralladura de naranja. Maridado con el Gewurstraminer 2016 de Fuego Blanco. Perfecto el maridaje, entre lo cítrico del salmón con el mango y la naranja, junto con las notas también cítricas a maracuyá, típicas de la variedad Gewurstraminer. (Apto Celíacos)

2º Paso: Ensalada de langostinos envueltos en panceta, chips de plátanos con hojas verdes y aliño de mango. Muy bueno el juego entre el marisco y la panceta, junto con la frescura de las hojas verdes. (Apto Celíacos)

Malfatti Mediterráneo con sal de olivas negras, cherrys, aceitunas negras, alcaparras y crocante de zucchini (No Apto Celíacos). Interesante opción de pastas, en la que se pueden apreciar todos los productos que la componen definitivamente mediterráneos. Ambos platos maridados con el Very Blanc, un blend de Chardonnay y Sauvignon Blanc de la línea joven Very Wines de la bodega Toneles.

3º Paso: Carpaccio de lomo madurado en seco entre 35 y 40 días, yogur acído y hojas verdes. Maridado con el Tonel 46 Reserva Malbec 2013. Excelente fusión entre el sabor de la carne, combinado con la acídez del yogur y lo especiado del vino. (Apto Celíacos)

4º Paso: Bife de chorizo madurado de 35 a 40 días con puré rústico de papas y olivas negras, Kale a la plancha, yogur ácido, salsa criolla y chimichurri. Maridado con el Mosquita Muerta Blend de Tintas 2013. Increíble el sabor y la textura de la carne madurada, el puré rústico funciona como una guarnición perfecta ya que no tapa a la vedette del plato, el bife de chorizo, sino que lo complementa suavemente. Además, marida perfecto con el vino, por su potencia en boca y sus notas especiadas que van muy bien con este tipo de carnes. (Apto Celíacos)

Una crítica fue la cocción de la misma, ya que me lo trajeron pasado del punto del que había pedido, a pesar de habérmelo preguntado previamente el mozo, y eso es muy importante ya que de esa manera también se valoriza el producto que ofrecen.

5º Paso: La última parada de este viaje enogastonómico fue el postre, un Parfait con texturas de mandarinas y galletas de harina de algarroba. Maridado con el Crazy For You, espumante  Extra Brut de Chardonnay realizado bajo el método Charmat. Muy buena opción fresca, algo dulce y ácida para finalizar, que fue muy bien con las notas frescas y frutales del espumante. (Apto Celíacos)

Esta fue mi grata experiencia en Abrasado, espero que lo puedan conocer y sacar sus propias conclusiones.

Cocina: Argentina con algunas influencias mediterráneas y peruanas. Especialista en Carnes Maduradas. Menú Apto para Celíacos.

Ambientación: Fusión de estilos campero e Industrial con la calidez de la madera.

Atención: Muy buena, con amplio conocimiento de la carta y de los maridajes.

Carta de vinos: Todos el variado portfolio de la Bodega, tanto en precios como de estilos. 

Dirección: Acceso Este, Lateral Norte 1360 – Nueva Ciudad (5519) Guaymallén – Mendoza – Argentina

Para más información www.bodegalostoneles.com/abrasado

Martín Ignacio Gil

 

 

Cata Bodega Altos Las Hormigas y Proyecto Revolver y Viñateros por el Winemaker Leonardo Erazo Lynch

DSCN4065

Director Técnico de la Bodega Altos Las Hormigas, fue elegido mejor enólogo joven del 2016 en Chile, tiene un máster en suelos de la Universidad Stellenbosch en Sudáfrica y hace vinos en Argentina, Chile y Francia. “Vamos a hacer una degustación de suelos más que regiones, así que va a ser un viaje distinto”, prometió.

La vinoteca OzonoDrinks fue la sede para un recorrido de todos los vinos que hace Leonardo Erazo Lynch en Itata con su proyecto Viñateros Bravos, en Mendoza con Revolver y la Bodega Altos Las Hormigas y en Cahors, Francia también con la bodega.

DSCN4053

En forma de introducción comentó: “Nací y crecí en Santiago de Chile, mi abuelo tenía una viña pero nunca tuve una relación importante con el vino, estudié Agronomía, y ahí me empezó a gustar el vino. Un día probé uno de esos que te cambian un poco el chip y te dan ganas de empezar a hacer vinos más serios, después uno se apasiona y al final, me fuí a los 22 años de Chile y nunca más volví a vivir allí, ahora tengo 38”. Y agregó: “Toda mi carrera me especialice en suelos más que en otras cosas. Hice un máster en suelos en Sudáfrica, por eso estuve tres años allá, ahora hace seis cosechas que estoy en Altos Las Hormigas, y son tres cosechas en Francia”.

Comencemos con el recorrido: “Vamos a probar de dos proyectos que hago en Itata, el proyecto Revolver en Mendoza y los de Altos Las Hormigas, tanto en Francia como en Mendoza”, advirtió.

PROYECTO VIÑATEROS BRAVOS (ITATA, SUR DE CHILE)

Leonardo Erzo Lynch explica un poco de su proyecto en Chile: “Viajamos al sur de Chile, a Itata, que es de donde parte la viticultura de Chile. En el 1550 se plantan las primeras viñas, es una zona que fueron desde Valparaíso y Santiago a plantar allá donde estaban los Mapuches, y fueron porque era más acorde a la tradición española. Se plantaba en cabeza, que son arbolitos chiquitos y se trabaja todo a caballo porque es una zona lluviosa, no necesita riego, esta plantado todo en ladera. Luego en el 1800 nace el Chile industrial, la plata de la economía, las grandes familias, ahí empieza Concha y Toro. Con la crisis de la Filoxera, vienen los técnicos franceses y plantan todo el Valle Central, y ese es el Chile que después se comió a todo el resto. Entonces está zona no existe, Concha y Toro compra toda esa uva a precios módicos, hay una pobreza tremenda, pero son viñedos formidables”.

DSCN4044

Los Viñateros Bravos Cinsault 2014 

Nota de Cata: Rojo rubí, nariz vegetal, ruda, poca fruta, mineral y algo de caramelo de frutilla, en boca muy herbáceo, también poca fruta y mineral.

“Este vino está en arena basáltica, son viñas antiguas, sin riego, un vino a 12.5º de alcohol, de acidez natural pero con una crocancia, una tensión. Es 100% Cinsault. La gente del lugar no vive bien, y hoy por hoy se está perdiendo la viticultura, porque los hijos de los productores no quieren seguir produciendo uva y se van para otros lados. Pero para mí hoy si no es el primero, es el segundo mejor terroir de Chile. Lo hacemos en unas esferas de cemento, la fermentación se hace sola, es una zona muy fría así que no tenemos control de temperatura, además son volúmenes chicos, 6000 litros. Acá hay arena volcánica, y la arena es el sable del samurai, se ve más sobre lo vertical, profundidad, no tanto sobre lo que es el paladar medio” describió. 

DSCN4060

Rogue Wine, Grand Itata 2015 (Moscatel, Riesling, Semillón y Chaselac)

Notas de Cata: Amarillo dorado, nariz dulce, fruta pasa rubia con algo de compota de pera; una boca también con pasas de uva rubia pero con mineralidad.

Erazo contó que: “esto es parte del proyecto que empece en el 2008 en Itata, pero ahora la idea es hablar de granito. Cuando uno habla de carácter de un vino, casi que se reduce a cuatro rocas madres. Los calcáreos son a nivel mundial, como la Borgoña o Piamonte. Después tienes el vino de pizarra, como el Priorat, Galicia, el Mosel. Luego le sigue un poco el granito y las rocas volcánicas. Son rocas de una genética muy importante y que se la transmiten al vino, por eso quiero mostrarles un abanico de eso. Me falta un vino de pizarra pero ya lo tendré”. Y agregó: “Está es una mezcla de varias cepas, Moscatel, Riesling, un poco de Semillón y un poco de Chaselac. Son todas plantas mezcladas en el mismo viñedo. Rogue viene de cuando estuve en Sudáfrica, Rogue es en la manada de elefantes, el miembro que ya llega a la madurez y que se quiere ir de la manada, y fue como decir, bueno ya me siento después de doce años preparado para hacer el estilo de vino que me identifique, por eso le puse Rogue a esta línea. Es un vino perfecto para maridar con mariscos”.

DSCN4063

Rogue Wine, El Insolente Single Vineyard Carignan 2014

Notas de Cata: Rojo bordo, nariz de fruta fresca con algo de mineral, y una boca mineral con poca fruta.

“Este es el primer vino que empece a hacer en Itata en el 2008, es Carignan plantado en el año 56, es uno de los Carignan que entró de Cauquen, pero con otra tipicidad. Es una viña vieja de granito y es un vino que me gusta mucho porque va sobre la delicadeza, tiene el tanino del granito, esa nota de Iodo o salina al final de boca. Fruta fresca, producción toda natural en esferas de cemento”, específico el Winemaker.

PROYECTO REVOLVER (MENDOZA, ARGENTINA)

DSCN4043

Revolver Torrontés 2014

Nota de cata: Tonos verdosos translucidos, nariz de fruta tranquila y ceniza, y una boca con acidez presente, algo mineral y notas cítricas.

Revolver Torrontés 2014, surgió de microvinificaciones y ensayos, es un suelo de piedras, de la grava de Valle de Uco, de un viñedo que tiene 60 años en Tupungato, no tiene correcciones de nada, levaduras nativas y solo se deja ahí un poco de tiempo para que la borra baje y a los dos años se embotella. Mi idea era tratar de buscarle un lado fresco al torrontés, con una expresión especial y este es un vino que no se puede llamar vino acá en Argentina, porque tiene 10 grados de alcohol, eso me ayuda un poco a mantener la frescura natural de la uva, ya que tiende a perder la acidez muy fácil. Tiene una florcita, un azahar. Muy gastronómico, muy de aperitivo” comentó Leo.

descarga (1)

Revolver Pinot Noir 

Notas de Cata: Rojo rubí, nariz fruta roja fresca, algo herbaceo y mineral; boca fresca, también herbacea, buena acidez. algo de fruta, mineral y buena abstringencia.

“El terroir es de caliche todo el perfil pero con Pinot Noir. Tiene 13º de alcohol, usamos unos tanquesitos de Rotoplast, porque hago muchas microvinificaciones y de ahí a una barrica. Tiene la huella digital de cal, levaduras nativas. Tiene como un 5% de racimo entero”, explicó su hacedor.

 

descarga

Revolver Chardonnay 2015

Notas de Cata: Amarillo verdoso claro, nariz fresca, fruta blanca, anana, pera y una boca también fresca, frutal y mineral con algo de lima.

Erazo Lynch recalcó: “Revolver Chardonnay 2015, esto es calcáreo, calcáreo, calcáreo y más calcáreo. Acidez natural, Gualtallary, muy cerca del viñedo del pinot y hecho en cemento. Tiene una cosa de tiza y fuerza al final de boca, de mineralidad de blanco que lo hace más fresco también”.

 

BODEGA ALTOS LAS HORMIGAS (CAHORS, FRANCIA Y MENDOZA, ARGENTINA)

El Agrónomo relató que “Cahors está a dos horas de Burdeos y de Tolouse, hacía el interior de Francia. Aunque siempre estuvieron a la sombra de Burdeos, es una zona que tiene un potencial fantástico. Toda la parte comercial de Cahors siempre estuvo regulada por Burdeos, por eso los vinos de Cahors, en Burdeos los dejaban para el final o no los vendían, entonces el vino se echaba a perder. Vendían todo el vino de Burdeos y recién después vendían el de Cahors. Siempre ha sido una zona tirada hacia atrás. El Malbec es la variedad que han tenido desde siempre, a Filoxera los borró del mapa, les fue difícil retomar el Malbec, y encima tuvieron una helada en la década del 50 de casi un mes de -30º y borró las viñas de nuevo. Ahora volvieron, pero muy industriales, entonces está todo puesto en las partes bajas, con vinos que generalmente son muy ácidos y muy tánicos, de bajo alcohol y durísimos. La sensación popular es que los vinos de Cahors hay que esperarlos 10 años para poder tomar los entrada de gama y que además son caros. Entonces la única salida que han tenido es hacer volumen, son proyectos familiares pero que tienen 30 o 40 hectáreas, hay una sola familia que tiene 100. Y manejar a nivel familiar 100 hectáreas es mucho”.

DSCN4045

Causse Du Vidot Malbec 2011 (Cahors, Francia)

Notas de Cata: Rojo bordo, nariz floral, algo de fruta roja, elegante, boca potente, poca fruta, algo herbaceo y mineral, con el tiempo en copa, aparece alguna arista de la barrica.

“En el 2007 Altos Las Hormigas en uno de sus viajes de aprendizaje, encontraron esta zona llena de piedra calcárea, que era lo que estábamos buscando. Y se empezó a ver la manera de hacer un proyecto en Cahors, y luego de una degustación de varios de los exponentes de la zona y para la búsqueda de perfiles de suelos, se seleccionó a diez productores al azar, sin conocer a nadie, y les preguntamos si querían hacer algo con la bodega. Los que dijeron que si, armaron calicatas, las vimos y luego hicimos otra selección, y al final son tres los productores con los que estamos trabajando a medias, que es este vino, el Causse”, puntualizó Leonardo.

Y completó: “Este suelo lo relacionamos mucho con lo que estamos haciendo en Altamira, por el tipo de calcáreo. Entonces no es un calcáreo de super roca como es Gualtallary sino que es un calcáreo que tiene arcilla férrica entre medio, eso nos lo hace más finos a los vinos, largos y fibrosos. Aquí si se trabajo con madera, 24 meses de roble de 1º y 2º uso.  Es muy interesante lo que se puede hacer allá”.

DSCN4058

Causse des Ons, Malbec 2011, Cahors, Francia

Notas de Cata: Rojo bordo, nariz vegetal, brocoli, poca fruta y una boca con personalidad fruta cocida, horizontal, algo mineral.

“Este es de un lugar que se llama Cornú en la región de Cahors. Esta en el plató, la zona que más está expuesto al sol, plena roca calcárea, aquí haces una calicata y hay partes que casi es un cemento calcáreo, cuando esta el cemento tienes lo duro lo que no quieres, que son las raíces superficiales. Cuando las raíces logran penetrar, porque se hizo un trabajo de perforación antes de plantar y logras que las raíces entren, tiene un potencial fantástico. Son suelos que por condición natural tienen un vigor muy bajo, no hay casi arcilla, es roca, la fertilidad es muy baja. Y por lo mismo no hay mucho bosque ni nada, entonces está muy expuesto al sol. Es un lugar que nos gusto mucho porque trae un poco la discusión de decir, bueno también en Cahors se puede tener esa nota quizá un poco media dulce del malbec más cálido, pero que tiene un tanino de piedra que desde la entrada al final cubre todo el paladar pero con la frescura de Cahors. Este no tiene madera, son 24 meses en cemento, es 2011″, explicó.

DSCN4056

Altos Las Hormigas, Malbec Paraje Altamira 2014

Notas de Cata: Rojo bordo, nariz fruta roja fresca, algo mentolado y herbáceo; boca también de fruta fresca, entrada dulce, taninos de tiza y mineralidad.

Altos Las Hormigas Malbec Paraje Altamira 2014, también es un malbec que va sobre la fineza. Es un vino muy sobre la delicadeza, como la de una bailarina de valet. Es un malbec que nos gusta ponerlo a ciegas en las degustaciones que hacemos afuera porque es un desafío a lo que existe en la concepción mental del extranjero. Se hace en fudres de 3500L, una producción chica de 300 cajas. Es una zona bien particular de Altamira, y la terraza más antigua. Pensamos que es un vino que tiene todo para tener una evolución muy buena. Tiene ese final de boca de polvo de tiza”, observó el Winemaker.

DSCN4059

Altos Las Hormigas Malbec, Gualtallary Arena 2014

Notas de Cata: Rojo bordo violaceo, nariz floral, elegante, fruta roja fresca y una boca mineral, algo de tiza, fruta roja fresca, vertical y citrica.

Altos Las Hormigas Malbec Gualtallary Arena 2014, es de una de las unidades de terroir del lado sur de Gualtallary. Tenemos perfiles donde lo marca la arena, en distintos porcentajes con cal y abajo piedra o un poco de caliche. La arena normalmente tiende a dar vinos largos más que ancho, y la arcilla y el calcáreo tienden a dar vinos más anchos”.

DSCN4057

Altos Las Hormigas Malbec, Gualtallary Piedra 2014

Notas de Cata: Rojo bordo, nariz fruta roja fresca, algo herbacea; boca mineral, tanica, poca fruta y vertical.

“La estructura de taninos te hace abstringencia desde la entrada hasta el final, mientras que la arena es más al final. Este vino necesita abrirse bien con el contacto con el aire. Van al fudre casi 18 meses y no los tocó, lo voy rellenando y no se desborran, a no ser que haya algo que necesiten. Las borras son fantásticas, te ayudan al paladar y cuida al vino”, explicitó el Director Técnico de la bodega.

“Yo soy de la corriente que la genética del suelo es más importante que la de la planta. Pienso que cuando uno hace vinos con genéticas de suelo débiles se tienden a parecer. Cuando tomo un vino del Valle del Maipo o de Sudáfrica me cuesta decir de que zona son especifica, porque la genética del varietal tiende a ser más fuerte. Pero cuando uno se mete en estos suelos super específicos, lugares que tienden a tener un carácter encuentra la huella digital en cualquier varietal, ya sea malbec, cabernet o el que sea. Todos los vinos están enfocados a lo que es el lugar, el suelo. Mi enología es que lo más importante es la potencialidad del sitio, que es lo que te puede dar ese lugar, después las viticulturas tienen que expresar ese lugar, que es lo más importante y con la mínima influencia posible. Todos los vinos están hechos de esa misma forma, por la misma persona, por eso está bueno comparar el vino que sale en cada lugar”, concluyó Leonardo Erzo Lynch.

Por Martín I. Gil